MENU
Rosana, En la memoria de la piel

Rosana: “La música es mi lenguaje natural”

Suchi en la Librería Delirio. Foto: Alberto R. Roldán

El cuento que salvó a una librería

23 junio, 2018 Comentarios (0) Visitas: 1387 Entrevistas, Letras

Mara Torres: “Mientras haya una utopía hay un sueño por cumplir”

Share
Mara Torres en la Feria del Libro de Granada 2018

Mara Torres con su última novela en la pasada Feria del Libro de Granada.

Se escapa de feria en feria promocionando su última novela Los días felices, le sirve para dar rienda suelta a su parte creativa, esta vez la cogimos en la Feria del Libro de Granada. Su informativo no pertenece nunca, ni al día de hoy ni al de mañana, está en un horario apto para otro público, nada convencional. Personas con otra mirada, alternativas, independientes y por qué no, soñadoras. Siempre queda la opción de visualizarlo a la carta o por redes sociales, pero tiene un público fiel que aguanta hasta que haga falta con tal de verlo en directo.

En su nueva creación traza el recorrido que tienen los ciclos de los cumpleaños de un personaje, en concreto la franja de edad de los 20 a los 40 donde sucede lo más trepidante de un ser humano, pero siempre con un mensaje positivo, hay vida después de acabar la cuarta década.

Con su primera novela La vida imaginaria ya quedó finalista del Premio Planeta, ahora vuelve a la carga con su nueva obra literaria.

Escritora y presentadora de La 2 noticias. Es la de índigena de TVE: Mara Torres.

Cultura Joven: ¿Según ha contado hoy en el libro, después de los 40 ya está el epílogo de la vida de una persona?

Mara Torres: No. A mí lo que me parece es que después de los 40 empiezas otra vez a vivir, como después de los, 25, 30, 35…Cada año que cumplimos es un periodo que estamos abriendo hacia adelante. Esta novela en lugar de una mirada al pasado y llena de nostalgia lo que tiene es una mirada hacia el futuro. Yo siempre digo que los días felices están por venir.

CJ: ¿Por qué cree que hay personas que pasan por nuestra vida 5 minutos y nos acordamos de ellas el resto de nuestra vida y, sin embargo hay otras con las que tenemos una relación de largo recorrido y las olvidamos con facilidad?

M.T: Muy buena pregunta. Pues porque a mí me parece que el deseo alimenta la imaginación. Y ese verso que tiene la novela al principio de Cernuda que dice “aunque sólo sea una esperanza, porque el deseo es una pregunta cuya respuesta nadie sabe” tiene que ver con eso. Hay veces que tú tienes sólo una conversación de cinco minutos con alguien, pero se ha quedado en tu imaginación, en tu corazón, y de eso te alimentas durante muchos años después. Es sorprendente cómo tenemos capacidad para que eso ocurra en nuestra vida sentimental.

CJ: Los que vemos su informativo solemos ser gente soñadora, ¿Cree que somos unos ilusos los que soñamos con un mundo mejor?

M.T: No. Creo que si no hubiéramos soñado nunca con un mundo mejor no se hubieran hecho grandes avances. Si las mujeres no hubieran soñado un día con que podían votar todavía estaríamos sin sufragio universal. Si los negros no hubieran dicho en su día “soñamos con ser y tener los mismos derechos que tienen los blancos” hoy en día esos derechos no se habrían conseguido. A mí me parece que los sueños lo que hacen es mover el mundo  y es fantástico que tengamos utopías porque mientras haya una utopía hay un sueño por cumplir.

CJ: Da la sensación de vivir como en una nube cuando se le ve en televisión, cuando se le escuchaba en la radio, ¿si pudiera vivir sólo de la literatura dejaría la televisión?

M.T: Bueno, a ver, mi profesión es el periodismo que estoy ejerciendo en televisión porque el proyecto de La 2 noticias me motiva mucho. No tiene que ver tanto el medio como el proyecto. Si pudiera vivir de la literatura… la verdad es que nunca me lo he planteado porque lo veo muy complicado (risas). Yo escribo una novela cada cinco años y voy bastante lenta, así que no sé cómo sería vivir de eso, igual algún día te puedo contestar a esa pregunta.

CJ: ¿Y ahora qué siente cuando escucha el sonido de una Vespa?

M.T: Pues la verdad es que yo nunca he tenido Vespa. No reconozco muy bien el rumor del motor. Pero sí es verdad que en mi generación la Vespa, en los años 80 y 90 era la moto que todos querríamos haber tenido, yo no tenía ni Vespa ni Vespino ni nada. Pero es verdad que esa portada simboliza una etapa en la que los personajes viven la felicidad en toda su plenitud y con toda su intensidad.

CJ: ¿Y bueno, cómo son sus cumpleaños ahora? Ya que ellos son un pilar del libro…

M.T: Bueno, vamos a ver, es que yo nunca había pensado en mis cumpleaños ni siquiera cuando escribía la novela, pero ahora todo el mundo me pregunta por ellos. Así que a partir de ahora tendré que estudiarlos más detenidamente. Pero bueno, el cumpleaños es verdad que es un día en el que todo el mundo nos dice que debemos ser felices, pero no por eso tiene por que ser un feliz día. Nos acordamos con los años de las personas que no están a nuestro alrededor, nos acordamos de quienes hemos perdido en el camino, de quienes no pueden acompañarnos y sí, es verdad que todos tendemos un poco a hacer balance de lo que ha sido nuestro último año cuando cumplimos uno más.

 

 

 

Share

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n