MENU
Enrique Morente durante un concierto

El gran homenaje a Morente

samuragochi

El Beethoven japonés es un farsante

31 enero, 2014 Comentarios (0) Visitas: 1767 Música

Paravicini, el prodigio del “oído absoluto”

Derek

 

Se llama Derek Paravicini, es inglés y padece autismo, distinguir la derecha de la izquierda es todo un enigma para él y sus relaciones con el prójimo no pueden considerarse casi como tal, sufre ceguera, pero este hombre es capaz de reproducir al piano cualquier tipo de melodía habiéndola escuchado una sola vez. Está bautizado con el don del “oído absoluto”, lo que le hace tenerlo el doble de desarrollado que el resto de la población. Además esta cualidad se acentúa con el savantismo, (síndrome del sabio) que se da en algunas personas con cierto tipo de discapacidad.

Desde su nacimiento mismo, el 26 de junio de 1979, Paravicini estuvo marcado con el sello de las dificultades. Vino al mundo con cuatro meses de antelación, lo cual provocó que llegara ciego y con graves problemas de aprendizaje que le hacían rozar el autismo, aunque salió de la unidad de neonatos con vida y fue felizmente acogido en el seno de una familia de renombre, por ejemplo su tío es el primer marido de Camila Parker Bowles. Su maestro de música, Bryan Ockerfold, dio con él cuando tenía cinco años y habla emocionado de su experiencia de crecimiento personal y de este niño prodigio en materia melodiosa: “Al principio pensaba que el piano era solo para él, pero con el tiemnpo fue descubriendo que tocar le servía para relacionarse con otras personas. Sus dificultades generales de aprendizaje desaparecen cuando se sienta ante este instrumento, a través de sus notas puede hacer o decir lo que se proponga. Le costó entender el enorme impacto que suponía en su público, pero finalmente llegó a comprenderlo. Me di cuenta de que lo sabía porque cuando notó que los aplausos iban dirigidos hacia él tembló de emoción”.derek 2

Una de las razones capitales por la cual las notas de un pentagrama son las mejores amigas de este joven es que ellas, definitivamente, no conocen ni aceptan ningún tipo de sarcasmo. En esta cuestión se es muy claro y la música dice lo que dice, sin dobles interpretaciones, mientras que la gente al hablar utiliza artes y códigos más complejos y al decir algo oralmente puede querer expresar un sentido distinto, como en la ironía u otros innumerables juegos de palabras que requieren las destrezas de las que este chico carece.

Ockerfold también comenta que sus favoritas son las canciones de jazz o populares porque en estas puede improvisar y reinventarse siempre y al hilo de esto critica una tendencia que ha crecido en pos de su genio favorito. Suelen llamarle el chico ipod y a su profesor esa le parece una visión reduccionista porque Derek nunca toca la misma canción que aprendió, sino que le concede un nuevo toque y le aporta su personalidad. Además, cuando actúa para sus amigos maneja los acordes como él cree que a ellos más les gustaría. Este viernes visitará Madrid para dar un concierto cortesía de la Fundación Orange, cuyas entradas están ya agotadas pero que podrá seguirse en streaming.

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

n