MENU

CARGADORES EN EL RECUERDO

Skatepark en Madrid Río

Madrid Río, enclave del deporte y la cultura en...

21 agosto, 2011 Comentarios (0) Visitas: 2452 Miscelánea

MAGIA ENTRE COPAS

Escrito por ALMUDENA GALÁN y MARÍA F. CARBALLO

Creía que la ilusión por la magia hacía tiempo que había desaparecido. Que yendo a ver a un mago, me encontraría con un par de trucos viejos bajo la chistera, llenos de polvo y con una solución fácil de elucubrar tras un par de ojeadas un poco más atentas. Nada más lejos de la realidad. Las bocas abiertas y los aplausos fueron la tónica de nuestra visita al Bar Horus, en Leganés, donde Teo Garcinuño, sin chistera, ni varita, ni capas raídas, devuelve la ilusión por la magia, por lo imposible y por lo secreto.

¿Cómo se empieza en el mundo de la magia? Teo nos explica que tuvo grandes maestros como Pablo Segóbrega, famoso por dirigir la conocida Sala Houdini en Madrid, el gran Juan Tamariz, Dani Daortiz o Juan Esteban Varela, un chileno que le retó: “Si quieres hacer magia, empieza por ser capaz de pasar una moneda dedo por dedo, ida y vuelta”. Esta pequeña habilidad es fundamental para desarrollar el movimiento de la mano y de los dedos, imprescindible para generar rapidez, pero también elegancia y discreción en los gestos de la mano.

Dani Daortiz y TeoNoche de magia en el Horus

Este modesto juego de la moneda marcó el inicio de una carrera que lleva ya veinte años de recorrido, veinte años de magia, magos, shows y trucos por las mesas de su Bar Horus, mientras alegra las copas o las comidas que se sirven en este local de Leganés. Monedas y cartas son su terreno. Teo no se pone límites y, pese a que su vida laboral es la hostelería, su objetivo es acudir al Campeonato España de Magia de Cerca 2012. “En España hay un nivel en magia que la gente no se imagina”, se apasiona Teo.

Mago Jaque

Sin embargo, el mejor certamen de magia de nuestro país es, con diferencia, el Madrid Mágico. Este año hemos tenido los maestros como Cyril Takayama, japonés capaz de jugar con el cocodrilo de la marca Lacoste de un polo como si tuviera vida propia e incluso… hacerlo real.

Lo que le impulsa a seguir con su carrera de mago es, sin duda y sin titubeos, la ilusión del público, el ver caras de estupefacción y de sorpresa. Esta ilusión frente a la técnica y al concepto del secreto, del misterio, son la tríada en la que se basa la magia, según Teo. “Un mago tiene que ilusionar siempre”, ahí radica la clave de todo mago. “Pero la gente cada vez te exige más, ya no se sorprende de nada”, se lamenta Teo. No obstante, cuando estás en el Horus no es raro escuchar exclamaciones de sorpresa y aplausos entre canción y canción. “Me gusta que me pongan desafíos. Y si te equivocas… bueno, aprender mucho más de una actuación mala que de mil buenas”. Por eso se pasea entre sus clientes, ofreciendo detallitos en forma de magia. ¿Un consejo? “Lo que es fundamental es no revelar nunca el secreto. Es lo que tiene la magia: muchas veces, cuanto te enteras del truco, se estropea”.

Noche de magia en el HorusNoche de magia en el Horus

Hace un año desde que se mudaron a un nuevo local, un rincón más moderno y espacioso que el anterior en el centro de Leganés. “Es hacia aquí a donde quiero dirigir mi negocio, pero aún no he alcanzado ni el 20% de lo que me propongo”. Y es que, el Bar Horus es, ante todo, una opción diferente. No sólo se alimenta de actuaciones de magia (están a la espera de confirmar una visita del gran Luis Piedrahíta), sino que también se aprovecha de una cierta ambigüedad. “Por la mañana es una cafetería, un restaurante a mediodía y una coctelería por la noche”, nos comenta mientras nos enseña cómo monta y desmonta las mesas (en un sencillo e ingenioso paso), dependiendo de la hora del día. “Me gusta ofrecer un servicio personalizado y diferente. ¿En qué otro bar de copas te sirven en la mesa un sábado cuando están hasta arriba?” Y no sólo eso. Teo ofrece comida de calidad y una elaborada carta de cócteles. Algunos, incluso, personalizados. Sus mojitos de fresa son una de esas genialidades que, muy de vez en cuando, inventa el ser humano. ¿Y qué hay de las tapas? De lujo. Gominolas, sugus y frutos secos se mezclan con cocina de autor en una degustación de arco iris y sabores.

Noche de magia en el HorusMago Jaque en el Horus

Teo es un romántico de los que ya quedan pocos. No tiene página web del local porque le gusta el contacto directo con sus clientes (que son más que clientes) y avisa de las actuaciones de los magos que visitan el Horus a través de mensajes de móvil. Si quieres conocerle y que te añada a su agenda —y, tal vez, que te haga algún truquito de magia—, le encontrarás en la calle Jeromín, 16, en Leganés (teléfono 615 514 073). Una recomendación: pídele que te haga el truco de la carta doblada. No te cansarás de verlo.

{youtube}xwsuB1UnlsY{/youtube}

{youtube}CzwyYGsLiiw{/youtube}

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n