MENU
Imagen de la Iglesia

CREÍA HABERLO VISTO TODO

Fotografía de Elena Garrigues

ELENA GARRIGUES, DE MADRID AL SUELO

26 mayo, 2010 Comentarios (0) Visitas: 912 Arte

LOS DOS TIEMPOS

La percepción del tiempo y del espacio, el comportamiento de los recuerdos y la memoria que tenemos hacia ellos son solo algunos de los aspectos que se muestran en el cuadro La persistencia de la memoria, una de las obras más destacadas del surrealismo. Su autor, Salvador Dalí, propugna a través de esta pintura elementos característicos de este movimiento liderado por André Bretón. La utilización del subconsciente y de la propia memoria que refleja la imagen aparece relatada de una forma simple pero profunda, tenue pero intensa.

Utiliza aquí el contraste de realidades, pues en la obra se observa un paisaje real de la costa catalana junto con varios elementos propios de su imaginación. Y es que la concepción de este lienzo no es precisamente clásica. Tras una cena con amigos en la que Dalí había comido un queso Camembert tan maduro que se deshacía, el pintor fue invadido por un terrible insomnio, así como por una reflexión acerca de la consistencia de las cosas. Fue así como se levantó y decidió incrustar en el cuadro esos relojes de apariencia blanda y viscosa. Sin duda, el mundo onírico en estado puro.

El juego de luces y colores aparece también reflejado en el cuadro, en el que vemos la oscuridad de la parte inferior contrapuesta a la claridad de fondo, así tonos cálidos unidos a colores más fríos. Pero, sin duda, es el tiempo el protagonista de la absoluto obra, o mejor dicho los dos tiempos.

El primero de ellos es aquel que nos lleva inevitablemente hacia la muerte, el tiempo real e inexorable, lo que en mitología se denomina Cronos. El segundo, llamado Kairos, es el tiempo personal de cada uno, el tiempo donde algo especial sucede, la memoria. Ambos aparecen reflejados en los relojes blandos que, como el tiempo y la memoria, se deslizan y reblandecen ante nosotros.

Título: La persistencia de la memoria
Autor: Salvador Dalí
Año: 1931
Lugar: Museo de Arte Moderno. Nueva York
Características: Óleo sobre lienzo
Medidas: 24 x 33 cm.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n