MENU
Poster original de la película

Hablando de cine, no es oro todo lo que...

Remakes, no gracias

4 noviembre, 2011 Comentarios (0) Visitas: 810 Cine y Televisión

Las películas de la caja tonta

Se suele decir que el cine se abastece de otros muchos géneros. Y así  ha debido pensar  el estudio New Regency que recientemente ha adquirido los derechos para llevar la serie infantil Fraggle Rock a la gran pantalla. La obra de Jim Henson que se emitió por primera vez en EE.UU. en 1983 y se extendió a más de 80 países durante cinco temporadas, tenía a unas marionetas traviesas y diminutas como principales protagonistas. ¿El posible argumento de la nueva trama cinematográfica? Rosi, Bombo, Dudo, Gobo y Musi podrían  salir de sus casas en Fraggle Rock y entrarían en contacto con seres humanos. 

Fraggle Rock se une así a una larga saga de series de televisión que han sido ajustadas a la gran pantalla. Dentro de este grupo se encuentran adaptaciones más logradas, menos logradas y auténticas versiones que acaban siendo una perversión de la original. La causa de los fracasos suele ir ligada al cambio de protagonistas o una mala adaptación de la trama que convierte en quimera la idea original de recobrar el éxito que la serie de televisión tuvo en su día. 

La excepción confirma la regla y si bien es cierto que la mayoría de las películas son protagonizadas por personajes distintos a los originales, también se encuentra todo lo contrario. En el primer grupo tenemos series y películas míticas como Los Intocables de Elliot Ness, donde Kevin Costner reemplaza en la versión cinematográfica a Robert Stack; La Sombra del Poder, thriller protagonizado por Russel Crowe y Ben Affleck en la gran pantalla o Traffic donde actores como Bill Paterson o Julia Ormond en la serie dejaron paso a Michael Douglas, Catherine Zeta Jones o al oscarizado Benicio del Toro, en la gran pantalla. 

En el segundo grupo, aquellas adaptaciones protagonizadas por los actores principales de la serie, destacan nombres como Sexo en Nueva York, Expediente X o Mr. Bean.

Casos curiosos

No sólo de adaptaciones cinematográficas vive la industria. Otros géneros literarios (cómics, novelas…) han servido de inspiración a autores para crear series. Incluso juguetes se incluyen dentro de esta categoría. Los creadores de Transformers se inspiraron en estas líneas de juguetes para crear la serie del mismo nombre. 

Dallas

Nos queda por ver

El círculo no se cierra con Fraggle Rock ni mucho menos. Para este año numerosas series de televisión están esperando ser redescubiertas y adaptadas, para bien o para mal, al cine. Se sabe que algunas propuestas son Los Vigilantes de la Playa, Los Supersónicos, Las Aventuras de Jonny Quest o Dallas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n