MENU

Arturo Pérez-Reverte: “Falcó ha venido para quedarse”

Donald Trump

Trump, el rey de las ventas de libros

31 octubre, 2016 Comentarios (0) Visitas: 1747 Letras

Lágrimas en el mar: la mayor tragedia marítima de la historia

La historia del mundo está llena de grises. De niebla que no te deja ver completamente la verdad y que oculta más de lo que debería. Un gran ejemplo es el hundimiento en la Segunda Guerra Mundial del Wilhelm Gustloff, un transatlántico que naufragó en enero de 1945 por el ataque de un submarino soviético. A bordo iban alrededor de 10.000 refugiados alemanes huyendo de la guerra. Casi 9.000 murieron aquel día. Es la tragedia marítima más importante de la historia a la vez que una de las menos conocidas.

Ruta Sepetys habla de su novela Lágrimas en el mar

Ruta Sepetys habla de su novela Lágrimas en el mar

Ruta Sepetys (1967, Detroit) nos cuenta todo esto en su última novela, Lágrimas en el mar, que ha presentado esta semana en Madrid. La autora aparecía entre el entusiasmo de los lectores y agradecía a los asistentes estar allí con ella, compartiendo esta pequeña aventura. Sus primeras palabras las dedica a su novela, escrita “para dar voz a aquellos que no la tuvieron”, dice con semblante serio. Así, comienza a hablar del hundimiento del barco. “Es una historia que apenas se conoce y puede haber varios motivos para que así sea”, comenta Ruta. “Tras la guerra, los alemanes no querían ser los damnificados después de todo lo que había pasado. También influye que de las 9.000 víctimas mortales, 5.000 eran niños y adolescentes”, dice apenada. Al parecer, el responsable del ataque que iba en el submarino soviético y que ordenó el lanzamiento de los misiles fue deportado y le retiraron de su cargo sin ningún tipo de honor, por lo que su parte de la historia se perdió.

Una de las características de la novela es que está narrada con cuatro voces que, además, son muy diferentes entre sí. “En una historia siempre hay varios puntos de vista, no puede juzgarse todo sólo por uno de ellos”, explica la autora. Otro de los temas que se trataron fue el de la crudeza de algunas escenas. “No me protegía a mí misma al escribirlas porque las personas que me lo contaron lo sufrieron y ellos tampoco estaban protegidos. La historia fue así de dura y así hay que contarla”, asegura Sepetys embargada por la emoción. La autora pasó muchos meses recopilando información tanto de supervivientes como de familiares de los mismos, así como de submarinistas que han estudiado los restos del transatlántico. Sin embargo, Lágrimas en el mar ofrece muchos rayos de luz entre tanta oscuridad. «Cuando recogía testimonios de la gente me daba cuenta de que ellos habían salido adelante. Ellos son esa luz», dice la autora con una sonrisa. Esta es una de las frases que, en la novela, aporta esa esperanza tan necesitada.

-Pero, en medio de todo esto, la vida ha escupido a los ojos de la muerte.

Además, la historia personal de esta autora y de su familia ha sido crucial para escribir sus novelas, ya que en las tres

Ruta Sepetys firma un ejemplar de su última novela.

Ruta Sepetys firma un ejemplar de su última novela

que ha publicado hasta ahora, hay sucesos que le han tocado muy de cerca. En el caso de Entre tonos de gris (su primera novela), trata las deportaciones que sufrieron los lituanos por la Unión Soviética en 1941. En El color de los sueños se inspira en la historia de su madre para relatar cómo una hija tiene que seguir adelante aun sin el apoyo de su progenitora, para la que además debe trabajar y conseguir así un futuro mejor. Para terminar, Ruta Sepetys habló de la trama de su próxima novela. “Estará ambientada en España tras la guerra civil española, en 1950”, confirmaba ante el estupor de los asistentes. Pensativa, vuelve a recordar la importancia de la historia para las personas y los lugares donde vivimos. Así, cito uno de los últimos párrafos de su libro, tan necesario en nuestros días:

Toda nación posee una historia oculta, incontables historias conservadas solo por quienes las vivieron. Las historias de guerra las leen y discuten en todo el mundo lectores cuyas naciones estuvieron en bandos contrarios durante la contienda. La historia nos dividió, pero mediante la lectura podemos unirnos en el relato, el estudio y el recuerdo. […] Si las novelas históricas despiertan tu interés, has de buscar en los hechos, en la historia, en las crónicas y testimonios personales disponibles. Son los cimientos sobre los que se sustenta la ficción histórica. Un día, los supervivientes ya no estarán entre nosotros, y no podemos dejar que la verdad desaparezca con ellos. Por favor, dadles voz.

Tags: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n