MENU
Un momento del concierto de Standstill

ROMPER UN SILENCIO ASÍ YA TIENE PERDÓN

Architecture in Helsinki en Barcelona: no hay tregua para...

24 octubre, 2011 Comentarios (0) Visitas: 992 Música

JERO ROMERO, YA EN LAS MEJORES BANDEJAS DE ENTRADA

Cuando uno de tus grupos favoritos decide terminar, el sentimiento de desprotección es enorme, ¿qué va a pasar ahora?, ¿qué voy a hacer yo? A mí me pasó con The Sunday Drivers. De aquellas cenizas salieron varios proyectos: Lyndon se fue a No band for Lluvia; Carlos, Fausto, Miguel y Martí crearon Mucho. ¿Dónde estaba Jero? Buscaba mecenas para su nuevo proyecto, un álbum en castellano. Necesitaba 10.500€ y alcanzó 18.320.

Sin pensarlo mucho, me hice mecenas. Con aquel dinero me corresponde descarga digital, cd y vinilo. Jero mandaba emails contando como iba el proyecto, fotos y videos que hacían sentirte parte de lo que estaba viviendo. La descarga digital llegó la semana pasada.

Lo primero que llama la atención de Cabeza de León (el disco) es que no choca escucharle en castellano. Jero suena tan bien como cuando cantaba en inglés. ¿Suena a The Sunday Drivers? Si, mucho. Las melodías pop de TSD están presentes en los 37 minutos de un álbum fundamentalmente acústico, con poca batería, muchas guitarras y pianos, muchos sonidos (coros, monedas, aplausos, campanas), violines y mucho swing. Un disco que engancha desde la primera escucha. Abre Correcto, nostalgia en estado puro que te envuelve en el ánimo que el disco necesita. Hay canciones para bailar (Nadie te ha tocado’, ‘Cabeza de león) y otras para escuchar tumbado en la cama (Devolverte’,Túmbate’). No quiero olvidar Las leves’, Haciendo eses’ (Trataré de tratarte bien, contaré hasta tres y me iré, disimuladamente, haciendo eses), ni Desinhibida’. No deberíamos dejarnos en el tintero ninguna, porque Cabeza de león es un disco para descubrir poquito a poco.

En su último email, Jero decía: “Acabo de escuchar el disco con su sonido final y estoy que me tiro por todas las ventanas a la vez. Me he emocionado mucho mientras lo oía; son muchos meses, muchas cosas, mucha gente, mucha vida en 37 minutos. Aunque otros años fueron más de llorar. Os estoy muy agradecido. Hoy es un día muy importante para mí. Queda mucho por hacer, pero lo importante ya está”. Pues eso, lo importante ya está muy bien hecho, ahora toca lo que toca: conciertos, conciertos, conciertos. Pronto, porfavor.

 

Escucha Cabeza de león 

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n