MENU

Van Dyck: el discípulo aventajado

La complicación del pensamiento

2 diciembre, 2012 Comentarios (0) Visitas: 1145 Arte

El mecenas culto y olvidado

La controvertida figura del Infante don Luis de Borbón y Farnesio, hermano menor del Rey Carlos III se recrea en esta exposición estructurada en siete secciones que muestran el patrocinio del Infante en lo artístico, científico y cultural en el contexto ilustrado de la segunda mitad del siglo XVIII.

Fue destinado a la carrera eclesiástica, lo apreciamos en las obras de la sección Conversaciones nocturnas, donde pinturas de Goya muestran escenas naturalistas con grupos de figuras compartiendo una estancia, observamos la temática del ámbito íntimo familiar.

 

Las luces y sombras de estas obras reafirman lo positivo y negativo, el temor y la clarividencia. Intrigas amorosas y políticas envuelven la vida del Infante que Goya refleja a la perfección mostrando la mala suerte con la que contó el Infante al casarse con una joven de clase inferior que lo relegó a un segundo plano, apartado de la Corte. Entrados ya en la segunda sección; encontramos imágenes del matrimonio, acordado y escandaloso por situar a la Corte ante intereses cuya promoción se dieron a conocer antes del casamiento.

Álbum familiar y Propios y extraños, son los próximos apartados a analizar. Serie de retratos de miembros de su familia más cercana pintados por Goya. La segunda parte acoge personajes satélites, que gravitan sobre la familia directa. Quinta y sexta sala dedicadas a resaltar la figura de Goya y Luis Paret y Alcazar, ambos pintores de la Corte y destacados por ser pintores claves a finales del siglo junto a Luis Meléndez.

Cierran con el recorrido de interés que poseía Don Luis hacia campos como la antropología, la música, la arquitectura o las ciencias naturales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n