MENU

Groucho me enseñó su camiseta

Una secuela con gancho

8 diciembre, 2011 Comentarios (0) Visitas: 719 Letras

El Gran Juego

Entre los parroquianos del bar de la calle La Luna sólo uno guarda un verdadero secreto, Perotti; y sólo una niña cree fielmente en los sueños. La amistad entre ambos llevará a la niña a un viaje por una ciudad desconocida, que es en la suya, a través de un juego para el que muy pocos son elegidos. Un juego en blanco y negro que envuelve al lector en un ambiente de grandes soledades y pequeñas instantánea, en una partida de la que es imposible huir.

 

En El Gran Juego la intriga nos mueve por sus casillas a través de la mágica narrativa de Leticia Sánchez Ruizque nos devuelve a la ilusión de los pequeños detalles, a la esencia de los objetos encontrados, a la pasión por creer en la amistad. Una perfecta recreación de los años sesenta, aunque la fecha nunca se cite en el libro, a través de un personaje con el único nombre de «Cucuruchito», la hija de los dueños del bar en el que la vida transcurre monótona sin plantearse el mundo que hay tras sus puertas. Un lugar que la escritora describe como “aquellos inmensos bares de tertulia llenos de humo y con olor a riñones al jerez donde se cerraban los tratos y se gestaban los milagros. Esos lugares queLeticia Sánchez Ruiz pueden ser un refugio, una biblioteca, un ring de pelea, un barrio, una oficina, una fiesta y hasta un motel”. Un bar que sí es real y que la permite jugar magistralmente con la figura del yo en la novela.

En los rincones de la calle La Luna se esconden algunos guiños a Los Libros Luciérnaga, la primera novela de Leticia Sánchez. Un libro que cayó por casualidad en mis manos y que ya nunca pude abandonar. Uno de esos pequeños placeres, de esos lujos que encontramos sin buscarlos, y que se convierten en otro de los retales que guardamos en el viejo cajón de nuestra memoria. Una ilusión con la que he vuelto a reencontrarme en El Gran Juego (Editorial Algaida) que ya ha visto reconocido el talento de Leticia Sánchez con el XVI Premio de Novela Ateneo de Sevilla.

La Navidad juega un papel importante en la novela, así que es el momento idóneo para leerla y descubrir a una escritora que brilla en cada palabra. Cuando cierras este juego sabes que nunca te va a abandonar, como la amistad de los protagonistas que no entiende de edades, ni de tiempo, pero si de una patria, esa patria que es la guía de nuestra vida.

Tags: , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n