MENU
Cartel Stone

STONE: QUIEN ESTE LIBRE DE PECADO QUE TIRE LA...

COPIA CERTIFICADA

11 enero, 2011 Comentarios (0) Visitas: 1004 Cine y Televisión

A BANKSY FILM

Una película de Banksy. Sin más rótulos de director o guionista. Fondo negro de pantalla y el enunciado corto y claro  –  A Banksy film. Así se aprovecha la notoriedad misteriosa que sigue acompañando al grafitero, a sus obras y a sus iniciativas públicas. Banksy, o por lo menos alguien que pretenda ser Banksy hace la introducción de la documental. Su cara está escondida por la sombra de la capucha, su voz está electrónicamente modulada y él mismo, se está divirtiendo abiertamente con la ironía y controversia connotadas en su fuente de inspiración. «Él intentó hacer una película sobre mí, pero al final yo la hice sobre él», dice Banksy . «Él es más interesante que yo.»

Exit Through the Gift Shop – Salida a través de la tienda de regalos – el título habla por si mismo. El underground artístico ya no es tan underground, exhibiéndose no solo en las fachadas callejeras sino en museos y salas, pidiendo reconocimiento. Este tipo de arte está comercializando demasiado, hasta el mismo Banksy. Al final de la documental se ven los preparativos de su show Barely legal. Un evento gigantesco, que a pesar de ir bajo el lema de Apenas legal tiene a todo LA como visitando e incluye entre todo lo demás a un elefante decorado con prints estilo Luis xiv.

En un ritmo frenético, seguido por la seria y a la vez burlona voz del Rhys Ifans en papel del narrador, la película describe el mundo artístico como un circo. Mientras tanto, el asombrado espectador llega a conocer algunos de los grafiteros más conocidos como Shepard Fairey, Neckface, Swoon y el mismo Banksy y disfrutar de sus trabajos idiosincrásicos. Apesar de que el núcleo de la documental es Banksy, él resulta ser lo suficientemente astuto para dejarse participar en un documental tradicional sobre sí mismo. Por esto èl vuelve la cámara contra el supuesto director, Thierry Guetta, un probablemente loco, apasionado, obsesivo francés que desde hace anos graba con su cámara casi a todo alrededor suya. A través de su primo, un artista urbano responsable por la proliferación de los mosaicos de Space-Invader por Paris y otras ciudades, Guetta llega a conocer el mundo secreto de los artistas grafiteros.

En unos cuantos anos Guetta consigue miles de horas grabadas del mundo ilegal de pintura con spray, de pegamentazos de posteres, multigrafìas de imágenes e impresiones de copias de lo mejores representantes del arte de la calle. Entre ellos Shepard Fairey, quien ganó notoriedad con los posters de Andre el Gigante presentado al lado la orden de Obey (Obedezca) y más recientemente el retrato icónico de Obama de tres colores.

Barely legal

En un momento Fairey y Banksy empiezan a dudar si Guetta va a hacer un documental de verdad. Debido a su insistencia, él hace un intento  – una compilación epiléptica y desastrosa de imágenes de las obras de todos los grafiteros que tiene grabados hasta el momento. Se confirma lo que antes era solo una sospecha – Guetta no es ningún cineasta. Banksy le provoca y motiva a hacer un show suyo, con sus propias obras.

Es un choque verdadero cuando Guetta se recrea a sí mismo como artista, se pone el pseudonimo Mr Brainwash. En su manera consigue tomar el pelo a todos – a los medios de comunicación, al público y a sí mismo. Es arte lo que hace Mr Brainwash? La línea entre el arte urbano y el comercial es demasiado borrosa y por esto tan provocativa. Thierry adopta el nombre de Mr Brainwash y empieza a trabajar en la preparación de su grandioso show. El número de obras es espectacular, la promoción del evento – masiva, todo LA està expectante y emocionado el día de la apertura.

Pero ser artista es un concepto, parece, muy relativo. Mr Brainwash exhibe copias impresas de iconos del pop, un intento de plagiar a Andy Warhol y muchos más, nada original como concepto e idea. Pero al público le encanta y las ventas hablan por si mismas. «Nunca he pensado que pop arte es una palabrota antes de Mr. Brainwash,» comenta Fairey. «Lo que yo hago es poner el pelo de Marilyn a Andre el Gigante que no es especialmente guapo y esto para mi es reírse al pop art pero con respeto al mismo tiempo. Pero Thierry, Mr. Brainwash, pone el mismo pelo de Marilyn Monroe a todos – de Arnold Schwarzenegger pasando por Michael Jackson hasta a Larry King. Me gustaría si lo hiciese como declaración que el arte es ridículo y que los celebrities son tan iguales que se puedan intercambiar pero no hay nada de esto; Es más bien tirar mierda a la puerta para ver si se va a pegar…».

A Thierry Guetta le muchos sospechan en que pueda ser solamente un actor en el proyecto de Banksy, creado como instrumento para demostrar y reírse de la comercialización del arte. En una entrevista a la pregunta si es un actor que solo pretende ser Thierry Guetta la respuesta de Mr Brainwash es bastante sardónica. «El problema es que de verdad no entiendo la pregunta. Es Ud un actor que ha venido a entrevistarme. Cómo puedo ser seguro que es periodista de verdad?». Hay sentido en la duda de que Mr Brainwash pueda ser el  trabajo más grande de Banksy (o por lo menos con la mayor difusión mediática). Banksy ha conseguido su nombre gracias a sorpresas y provocaciones y no hay sentido a presentar una película donde no hay ningún truco. O simplemente pude que quiera ser ambiguo. Cualquiera sea la verdad, Exit Through the Gift Shop es una película cultural y socialmente fascinante, los temas de manía y obsesión, arte y comercio, basura y calidad se despliegan a lo largo de la historia. Propone las preguntas de qué es arte y qué no, como valorarlo o quién es el que tiene el poder de decisión. Lo que sí queda claro es que elegir ser anónimo demuestra más estilo y es más difícil de mantener que la fama.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n