MENU

DEADWOOD. FANGO EN LOS CIMIENTOS DEL PARAÍSO

Maria Schneider

MARIA SCHNEIDER, UNA ACTRIZ QUE VIVIÓ MUERTA

11 febrero, 2011 Comentarios (0) Visitas: 891 Cine y Televisión

25 AÑOS ADORANDO A PIXAR

Han sido capaces de desafiar al imperio del ratón, el de Disney, que acabó claudicando y convirtiéndose en socio de los hoy reconocidos reyes de la animación. Son los integrantes de Pixar, el estudio que nació hace 25 años para convertirse en el baluarte de los dibujos tridimensionales y en los mejores fabricantes de historias del Hollywood contemporáneo. Repasamos, a través de cinco títulos, las grandes hazañas del sello comandado por John Lasseter.

 

5. TOY STORY 2 (John Lasseter, 1999)

En un año de gracia para Hollywood (ahí están American Beauty, El club de la lucha o Eyes Wide Shut para demostrarlo) Lasseter se sacó de la cabeza una secuela que jugaba al reconocible homenaje cinéfilo , desde El Imperio Contraataca a Jurassic Park, y a demostrar que el cine animado puede albergar sentimientos adultos. La escena de un emocionado Woody descubriendo su pasado como juguete superventas es buena prueba de ello.

{youtube}7xDrHG97PpM{/youtube}

 

4. EL JUEGO DE GERI (Varios, 1997)

Los espectadores que iban al cine en los años treinta bien podrían ser los mismos que los que ven cine Pixar en el siglo XXI. La diferencia sería mínima. Y es que los de la factoría Pixar recuperaron aquella vieja tradición de ver un cortometraje como aperitivo del gran espectáculo que supone el largo. Así es como nos han acostumbrado a presenciar historias en pequeño formato que, a menudo, superan incluso a las largas. El juego de Geri de 1997 sirve como emblema de esa pasión por el relato minimalista en el que no hace falta decir una sola palabra. Genial.

{youtube}1m7dcbIKvlw{/youtube}

 

3. TOY STORY (John Lasseter, 1995)

Puede que sus gráficos hayan sido superados por el paso del tiempo, y que su complejidad se quede en la de un lápiz, pero esta historia de juguetes que cobran vida en ausencia de su dueño sigue siendo un gran referente. Fue el Blancanieves de Pixar, la primera película enteramente animada por ordenador de la historia del cine y, para sus creadores, una nueva forma de revolucionar el cine. Y lo consiguieron yendo “hacia el infinito y más allá”.

{youtube}KYz2wyBy3kc{/youtube}

 

2. RATATOUILLE (Brad Bird,2007)

Comida, fuerza para perseguir sueños imposibles y los mejores gráficos de París que jamás se hayan visto en el cine en tres dimensiones. Esta historia de la pequeña rata que sueña con triunfar en el mundo de la alta cocina se permite el lujo de homenajear y criticar a los críticos, de hacernos sentir por un animal unánimemente considerado repugnante, y de jugar con los puntos de vista de cámara al más puro estilo Hitchcock. Exquisita.

{youtube}QRc2oLeDK44{/youtube}

 

1. WALL-E (Andrew Stanton, 2008)

La cumbre, el punto álgido. La historia de un pequeño robot recogebasuras que salvará un planeta y se enamorará al son de una canción de Barbra Streisand. Una delicia con un prólogo mudo nacida del amor del propio Lasseter a una joya de la corona de Disney: Dumbo. Digna heredera del humor silente de Buster Keaton, de la crítica ecologista de Soylent Green o del propio elefante de las grandes orejas, todo en ella es magistral. La emotiva banda sonora de Thomas Newman ayuda a poner la guinda a este enorme pastel galáctico. Una obra maestra.

{youtube}coXOFBjLjHI{/youtube}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n