MENU
Laia Artigas intrepreta a Frida en 'Verano 1993'. // Avalon

‘Verano 1993’: heridas que no sanan

Premios Goya 2017: Mejor actriz revelación

15 enero, 2018 Comentarios (0) Visitas: 1070 Cine y Televisión

Premios Goya 2017: Mejor guion adaptado

Share

Adaptar bien una obra al cine, haya sido escrita para libro o teatro, es tan difícil (o más) como escribirla desde cero con propósitos puramente cinematográficos. El ojo crítico, en este tipo de productos, no se posa ya tan solo en la calidad que, per se, posee, sino también en la naturalidad con la que se produce la transición. Un ejemplo de cinta adaptada que recibió numerosas críticas por lo aparatoso del traslado fue Fences, ampliamente denostada por un sector de público y crítica por presentar una puesta en escena demasiado teatralizada y alejada de preceptos relacionados con el cine. Algo similar ocurrió el pasado mes de diciembre con Wonder Wheel, la nueva película de Woody Allen.

De este modo, podemos concluir que aventurarse en la adaptación para cine de una obra preexistente es una acción de intrínseca valentía. Podemos también afirmar, sin miedo, que este año el cine español ha brillado a la hora de hacerlo. Prueba de ello es el elevadísimo nivel de la categoría de mejor guion adaptado, que este año compite sin reparos con sus categoría paralela, la de Mejor guion original. Tres de las nominadas son adaptaciones de obras literarias, mientras una de ellas (La llamada) lo es de una obra de teatro escrita, además, por los mismos autores (Javier Calvo Javier Ambrossi).

Isabel Coixet: La librería

Isabel Coixet junto a Emily Mortimer.

Isabel Coixet, durante el rodaje de ‘La librería’.

Si le preguntan a un servidor, dirá que el triunfo en esta categoría está muy abierto. Cualquiera de los cuatro libretos tiene la calidad suficiente para imponerse. Sin embargo, dada la trayectoria previa de premios y la consideración crítica que han recibido, convendría reducir la nómina de favoritos a dos. El primero, el que escribió Isabel Coixet para adaptar La librería, la novela de Penelope Fitzgerald que fue finalista en los Premios Booker en 1979 y fue reeditada en español por la editorial Impedimenta en 2010. El guion de Coixet hace a las mil maravillas una de las cuestiones fundamentales en cualquier adaptación: captar la atmósfera. En este caso, una atmósfera muy particular.

El estilo literario de Fitzgerald, con su frialdad y su corrección británica, cualidades de las que subyace, voraz, todo su arrollador discurso crítico, es perfectamente asimilado por Isabel Coixet tanto en el apartado de la dirección como en el de la escritura del guion. La película avanza con elegancia, como un cisne blanco que despliega sus alas para el deleite de los espectadores. Su diseño de personajes es puntillista y, en líneas generales, reproduce casi escena por escena lo que acontece en el libro que la inspira. Su sello de autora lo mete en la modificación del final de la obra, frío y austero en la novela y muchísimo más impetuoso y lleno de vida en la película, y lo hace sin perder un ápice de eficacia narrativa. En definitiva, un trabajo sobrio, de proporciones irreprochables y una armonía de elegancia infinita.

Alejandro Hernández y Manuel Martín Cuenca: El autor

Los guionistas de El autor, junto a Javier Gutiérrez y Javier Cercas.

De izquierda a derecha: Alejandro Hernández, Javier Gutiérrez, Manuel Martín Cuenca y Javier Cercas.

La otra gran favorita para alzarse con el premio en esta categoría, especialmente por el vastísimo reconocimiento que ha recibido la película hasta este punto, no es otra que la adaptación de El móvil, la novelette de Javier Cercas, por parte de Alejandro Hernández y Manuel Martín Cuenca, en esa cinta bautizada como El autor. La literatura de Cercas tiene tanto que ver con la de Penelope Fitzgerald como lo tienen un camión y un cepillo de dientes, y es por ello que La librería El autor encarnan a la perfección el espléndido eclecticismo de las nominadas este año en los Premios Goya (un eclecticismo completado por cine de terror –Verónica-, musical –La llamada-, dramas intimistas –Estiu 1993, No sé decir adiós– o dramas históricos –Handia, Incèrta gloria-).

El guion firmado por Hernández y Martín Cuenca es una adaptación mucho más libre que la de Coixet, extrayendo la idea central de la obra de Cercas y creando una parábola acerca de la ambición y la envidia. En él destaca su acidez, además de su frenético ritmo, acompañado por la diestra dirección del propio Martín Cuenca. Además, en él vive el que probablemente sea el personaje masculino del año: el desencadenado Álvaro interpretado por un brillante Javier Gutiérrez, el claro favorito a alzarse con el Goya como mejor actor. Su lista de personajes secundarios, encabezada por una espectacular Adelfa Calvo, tampoco deja nada que desear.

Javier Ambrossi y Javier Calvo: La llamada

Los Javis posan con el reparto de La llamada.

Javier Calvo y Javier Ambrossi, junto al reparto de ‘La llamada’.

El de La llamada ha sido probablemente el gran fenómeno cinematográfico del año en España. La cinta de Javier Ambrossi y Javier Calvo, mejor conocidos como Los Javis, se ha constituido como una especie de himno místico de una generación que busca liberarse. De todas las nominadas, es la única que procede de una obra teatral, la misma que sus firmantes estrenaron en 2013 en el Teatro Lara, en pleno barrio madrileño de Malasaña. Desde entonces, La llamada ha triunfado sin paliativos, alcanzando, con el estreno de la película, su cénit particular.

El guion cinematográfico del musical de Calvo y Ambrossi destaca por su enorme luminosidad, por el poder de las imágenes que sugiere, además de por la capacidad para aproximarse a términos y cuestiones de gran altura utilizando, frecuentemente, un lenguaje más bien sencillo, un lenguaje capaz de retratar a buena parte del público al que se dirige. Está claro que Los Javis han encontrado una tecla, que han hallado una poderosa voz propia que los alza y los diferencia.

Agustí Villaronga y Coral Cruz: Incerta glòria

Agustí Villaronga dirige a Núria Prims.

Agustí Villaronga, durante el rodaje de ‘Incerta glòria’.

El cine catalán ha vivido un 2017 para recordar. Además del rotundo éxito de Estiu 1993, seleccionada por la Academia para representar a España en los Premios Oscar, la factoría cinematográfica de Catalunya también nos ha regalado este año la nueva película de Agustí VillarongaIncerta glòria. Villaronga, que hasta el momento ha dirigido la única película escrita en lengua autonómica capaz de alzarse con el máximo galardón en los Goya (Pa Negre, en la edición de 2010), regresó con otra película ambientada en la Guerra Civil, adaptando la novela del mismo título de Joan Sales, considerada como una de las obras cumbre sobre el mayor conflicto bélico del siglo XX en España.

En la escritura del guion, Villaronga ha estado acompañado por Coral Cruz, profesora de guion y script editor en numerosas películas a lo largo del último lustro (realizó esta función en Pa negre), y que ha debutado este mismo año como guionista, junto a Villaronga en Incerta glòria y junto a Fernando Franco en Morir. El libreto es envolvente, profundo, perfectamente construido. Es el guion de otra gran obra de Agustí Villaronga. De otra gran película sobre la guerra civil.

Share

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n