MENU
Manada de zombis

Día del Orgullo Zombi: series, libros y películas para...

Ablación femenina

Cinco películas y documentales sobre la ablación femenina

5 febrero, 2019 Comentarios (0) Visitas: 360 Cine y Televisión

‘Madre’: Sorogoyen y su camino hacia el Oscar

Share

madre-foto-portada

Rodrigo Sorogoyen (Madrid, 1981) compaginó el rodaje de El Reino con la realización de Madre, cortometraje que está nominado a los Premios Oscar (que se celebrarán el 24 de febrero) y cuya candidatura ha supuesto una gran sorpresa para el director y para todo el equipo. Su reconocimiento no es para menos, ya que se llevó el Goya en 2018 y hay esperanzas de que este año consiga el galardón más importante del cine.

Lo que el realizador madrileño logra hacer durante 18 minutos quita el hipo, ya que Madre se erige como una pieza de suspense perfecta en tempo. En un magistral plano secuencia y con una propuesta argumental explosiva, la coproducción de Apaches, Caballo Films y Malvalanda pasa de ser una intriga interesante a un asfixiante relato de terror.

Su estructura narrativa es brillante y funciona a la perfección al comenzar con una calmada e idílica presentación de una playa que cuenta con horizontes violetas y olas espumosas, lugar que, al cabo de unos minutos, adquirirá un significado radicalmente distinto. Sorogoyen se toma su tiempo al presentar los créditos con suavidad, pero esto no es casualidad, ya que tendrá una contundente respuesta a lo largo del metraje.

Cuando la acción cambia a la casa, se caracteriza a la madre y a la abuela con tres detalles. Vemos a una madre joven que intenta hacer su vida y a su progenitora intentando buscarle una pareja. A su vez, se utiliza con inteligencia la arquitectura del hogar y el diseño de producción. Por ejemplo, al entrar a la cocina, observamos una pared con dibujos y el nombre de Iván, presentándonos sutilmente la figura del hijo sin haber sido mencionado hasta ese momento.

Estos elementos, que se presentan en los primeros tres minutos de forma independiente, convergen en una llamada telefónica que funciona como coctelera: un niño solo en una playa a kilómetros del hogar, un teléfono como única forma de comunicación y una madre desesperada en busca de una solución improbable e imposible.

Lo primero que destaca no es solo su intriga, sino la forma en la que presenta la historia. El utilizar un plano secuencia nos hace vivir la angustia que está sintiendo la madre en ese momento. Sorogoyen ha optado por utilizar a un magistral operador de cámara que guíe al espectador de un lado a otro de la casa, acompañando en todo momento al personaje de Marta Nieto (Madrid, 1982).

El fuera de campo siempre es una acción muy arriesgada en cine, pero, si se emplea con inteligencia, puede tener unos resultados enriquecedores como en este caso: al no mostrar nunca la cara del pequeño Iván, el espectador se pone en la situación de la madre, siendo muy fácil empatizar con ella. Esta puesta en escena alcanza una expresividad emocional que no es nada fácil de lograr.

Hay que decir que este trabajo sería impensable sin la impecable labor actoral que hay detrás. Marta Nieto regala una interpretación soberbia y natural. Sus reacciones, movimientos y lágrimas son excepcionales. Además, los diálogos que discurren en la tensa conversación telefónica, tienen una estructura que hace que nunca haya una caída de ritmo, siempre haciendo que los nervios del espectador se disparen. Sus últimos minutos son brillantes, alcanzándose momentos de sofoco abrumadores para volver a dar paso, de nuevo, a esa idílica imagen de la playa, que el espectador no ve de la misma manera que al comienzo.

Rodrigo Sorogoyen ha demostrado en varias ocasiones que, probablemente, sea el mejor director que tenemos ahora en España. Sus largometrajes siempre han sido brillantes y Madre no se queda atrás. Después de arrasar en Los Goya con El Reino y conseguir el galardón a mejor dirección, ¿triunfará en los Oscar al ganar el premio al mejor cortometraje de ficción? Quedan pocos días para averiguarlo.

Share

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n