MENU

Miguel Noguera, el poeta de lo nimio: “Mi crisis...

10 septiembre, 2017 Comentarios (0) Visitas: 354 Escena

Los secretos del amor se exponen en ‘Casa Lupe desde 1798’

Share

Lupe-Casa_Lupe-desde-1798

¿Y si pudieras ponerte un parche para evitar decir te quiero en la primera cita?, ¿y si necesitaras ir con pies de plomo en una relación? Casa Lupe lleva desde 1798 ofreciendo remedios para los conflictos del amor. Aunque los años han pasado factura y la tienda ya no funciona como antes, sigue siendo un lugar de referencia para los problemas amorosos.

La dueña de este pequeño y curioso establecimiento, situado muy cerca de Plaza de España, ofrece remedios con un toque de magia para el mal de amores. Globos, pies de plomo o pasteles empalagosos son algunos de los artefactos que crea la artesana de este negocio. Sin embargo, su tranquila y solitaria vida se desbarata cuando una de sus clientas regresa a la tienda porque uno de sus artilugios no ha funcionado.

Con esta sencilla idea, la dramaturga Inés de Miguel nos presenta una obra que navega en el complicado mundo del amor a través, tan solo, de dos personajes: la tranquila y solitaria Lupe (María Segalerva), y la vivaz y enamoradiza Fani (Veki González Velilla). Sus confrontaciones les llevarán a descubrir una parte de ellas que siempre ha quedado oculta.

María Segalerva se enfrenta a una mujer muy contenida. Sin embargo, la actriz ha sabido transmitir con los gestos, las posturas y la mirada, todo lo que siente el personaje, abriendo al público la parte que solo Lupe puede ver, la que solo se desvela cuando no hay nadie más alrededor.

Veki González Velilla, por su parte, se mete en el papel de una joven arrolladora con mucho genio y una versión muy particular del mundo. Llevar a escena a un personaje con tanta energía y que esta no decaiga en ningún momento es complicado. No obstante, Velilla ha hecho un trabajo formidable. Tanto el tono de voz, a veces muy alto y otras veces soñador, como la recurrente postura de la protagonista cuando se encuentra desprotegida o frustrada han conseguido que Fani se mantenga durante toda la obra y se complemente a la perfección con Lupe.

Casa-Lupe-desde-1798
En menos de hora y media, la historia se desarrolla con relativa fluidez y delicadeza. Quizás se podría estirar un poco más y ahondar en el instante en el que la dueña de la tienda queda totalmente expuesta o en el momento en el que las protagonistas trabajan juntas.

El escenario de pequeñas dimensiones y con un decorado sencillo, pero muy cuidado, es más que suficiente para albergar esta historia. Tanto la iluminación como la música tienen un papel importante en la obra, la cual se desarrolla de forma armónica mezclando el humor con la magia de los artefactos de Lupe.

Sabemos cuándo se abrió la tienda (en 1798), pero no hay nada que nos desvele en qué año se sitúa la historia. El vestuario colabora a que se mantenga esa atemporalidad que rodea toda la obra. El estilo futurista de Fani así como su referencia a las aplicaciones móviles para ligar nos dan una pequeña pista, pero más allá de eso, no hay nada. Los colores de la ropa desvelan mucho de ambos personajes: oscuro y sencillo para Lupe, colorido y extravagante para la joven Fani.

El final cierra la obra de forma magistral, dando sentido tanto a la trama como a los personajes. Por lo que si tienes la oportunidad de visitar esta particular tienda, no dudes en cruzar sus puertas porque tras los artefactos mágicos de Casa Lupe se esconde una historia reflexiva sobre el amor que merece la pena conocer.

Más información
Texto: Inés de Miguel
Dirección: David Couso
Reparto: Veki González Velilla y María Segalerva
Fechas: los sábados a las 20:00 h y a las 21:30 h del 02 de septiembre de 2017 al 28 de octubre de 2017 en el Teatro Nueve Norte

Share

Tags: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n