MENU

LOS INCONVENIENTES DE LA LEGALIDAD EN EL I FESTIVAL...

Cartel de

NADA QUE DECLARAR Y LOS ODIOS TRANSFRONTERIZOS

28 abril, 2011 Comentarios (0) Visitas: 933 Cine y Televisión

LOS CHICOS ESTÁN BIEN

Share

En los últimos años, hemos visto a infinidad de parejas de gays o lesbianas protagonizando todo tipo de películas o series de televisión, desde la mítica Queer as folk hasta Modern Family, pasando por Hospital central o Aquí no hay quién viva, por poner un par de ejemplos made in Spain. Eso sí, nunca habíamos visto, por lo menos que yo recuerde, a un matrimonio de lesbianas con hijos adolescentes, como el que aparece enLos chicos están bien (The kids are all right), la última película de la directora Lisa Cholodenko.

No conozco en la vida real a ninguna familia formada por madres lesbianas e hijos adolescentes, pero me las imagino justo como la que forman en esta película Jules (Julianne Moore) y Nic (Annette Bening): con sus buenos y malos momentos, con sus discusiones de pareja y con sus preocupaciones de todos los días. Jules es la madre cariñosa, comprensiva y permisiva, mientras que Nic es todo lo contrario: autoritaria, exigente y sobreprotectora. Sus hijos, por mucho que sorprenda a los sectores más conservadores y anclados en el pasado de la sociedad, son de lo más normales. Joni es una chica de 18 años que está a punto de ir a la universidad y Laser un quinceañero que se divierte haciendo deporte y saliendo con sus amigos. Eso sí, tiene la necesidad de conocer a su padre, y convence a su hermana para intentar localizarle.

Así pues, cuando Paul (Mark Ruffalo), el hombre que en el pasado inseminó a Jules y a Nic, entra en sus vidas, la tranquilidad de la familia se desmorona. Todos hacen buenas migas con él, ¿verdad, Jules?, salvo Nic, quién en todo momento ve a Paul como una amenaza capaz de romper la estabilidad de su familia. “Necesito tus consejos tanto como una polla en mi culo”, le reprocha en una ocasión.

Los chicos están bien es una comedia con momentos dramáticos realmente entretenida y eficaz, aunque en ocasiones se haga un poco lenta, que cuenta con un buen guión y unas grandes interpretaciones (especialmente Annette Bening, brillante en su papel de bollera jefa y marimandona). Motivos más que de sobra para haber sido nominada a cuatro Oscars (Mejor Película, Actriz Principal, Actor de Reparto y Guión Original) pero, visto lo visto, no suficientes como para llevarse a casa ningún premio.

{youtube}XoF4TIJx7U8{/youtube}

Share

Tags: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n