MENU
Escena de Noche en el Museo 3

Duelo de dramas entre Angelina Jolie y Tim Burton

Los mejores estrenos de cine del 2014

28 diciembre, 2014 Comentarios (0) Visitas: 8215 Cine y Televisión, Listas, Noticias, Series

Las mejores series que todo buen seriéfilo debería ver

Share
Cartel promocional de la serie revelación de Netflix, Orange is the New Black

Orange is the New Black, la comedia revelación de Netflix (imagen perteneciente a filmaffinity.com)

¿Te consideras un seriéfilo? Si la respuesta es afirmativa, este artículo está hecho para ti. Se dice que hoy en día se está viviendo la época dorada de las series de televisión gracias a la originalidad, imaginación y creatividad de sus creadores, a las tramas tan bien hechas y compactas, y a las grandes interpretaciones de los actores elegidos para el papel. Con todos estos ingredientes, ¿quién puede resistirse a producciones de tan gran calidad?

Cultura Joven ha hecho una lista (estarás pensando: ‘Oh, qué sorpresa. Una lista en Navidad. CHOCANTE’) con las consideradas las mejores series de este año 2014, que nos deja ya en unos días. Pero, nosotros preferimos clasificarlas como las series que no te puedes perder si eres un verdadero seriéfilo. Lee esta lista como si fuera uno de los propósitos para Año Nuevo: ‘en 2015 me propongo empezar House of Cards, True Detective y Juego de Tronos, como primer plato, claro, ya luego vendrán más’. Si todavía en 2014, no te has empezado (y, por consecuente, enganchado) a estas ficciones, ya estás tardando. Propósito para 2015: convertirme en un verdadero seriéfilo.

TRUE DETECTIVE

True Detective es una de las favoritas tanto de publico como de la crítica. Se erige, junto a Fargo, como la mejor serie del año, de hecho ambas competirán por los principales premios en la próxima gala de los Globos de Oro. Con tan solo ocho capítulos en su primera temporada, la producción de HBO ha conseguido conquistar a millones de espectadores en todo el mundo,  con la dureza y crudeza de su trama, la complejidad de sus personajes y lo lúgubre de los escenarios en los que se desarrolla, entre otras cosas. La ficción ha hecho que el actor Matthew McConaughey consiguiera un Emmy en la categoría de Mejor Actor en Serie Dramática por su actuación, en los premios celebrados este año que acaba. La serie ya ha finalizado su primera entrega y volverá con una segunda con tramas y actores totalmente diferentes.

El argumento de True Detective se basa en la investigación de un caso de la búsqueda de un asesino en serie por parte de un par de detectives, Rust Cohle (Matthew McConaughey) y Martin Hart (Woody Harrelson) a lo largo de 17 años, intercalando las distintas líneas temporales, con el escenario del sur del estado de Luisiana de fondo. A partir de aquí, la química compartida por ambos personajes es excelente lo que resulta en un producto igualmente excelente. Su creador, Nic Pizzolato, nos trae una obra tanto compleja como interesante y distinta, tratando al espectador como un ser inteligente, mostrando la cara más dura de la investigación policial y viendo los efectos que tiene en las vidas privadas de los protagonistas.

Las razones por las que True Detective debe ser un must watch en tu lista de series pendientes para el 2015 (si es que no la has empezado ya) son muy variopintas: para empezar, sobresale el guión de calidad y bien hecho, compuesto de diálogos existencialistas y con connotaciones religiosas; la trama es complicada y cruda pero, a la vez, exquisita; y, por último, destacan especialmente las actuaciones de los dos personajes principales, interpretados por Matthew McConaughey y Woody Harrelson, maravillosamente construidos, con un nivel de complejidad, realismo y excelencia que ha hecho que True Detective se convierta en la favorita de muchos. Además, la ficción se caracteriza por ser lo suficientemente compacta como para haber contado en ocho horas, a través de una buena historia, todo lo que había que contar, y de, a su vez, haber creado intrigas, dejándolas abiertas a la libre interpretación del público.

https://www.youtube.com/watch?v=TXwCoNwBSkQ

FARGO

Fargo es una serie basada en la película del mismo nombre dirigida por los hermanos Coen en 1996. El show de la cadena FX comparte el universo ficticio, el humor negro y ácido, el tono escalofriante y oscuro del film, y la violencia, pero cuenta una historia completamente distinta a la de su antecesora. Tan diferente que con esta primera temporada, Noah Hawley, su creador, ha dejado claro que la ficción puede sostenerse por sí sola y no depende de su ‘base’. Fargo se compone de diez capítulos en su primera entrega, estrenada en abril de 2015, a través de los cuales intenta convertirse en una serie de culto como ya lo fue la película de los Coen a la que hace homenaje. Además, en esta ocasión, los hermanos se encuentran detrás de las cámaras como productores ejecutivos.

El argumento de Fargo se centra en la llegada del criminal Lorne Malvo (Billy Bob Thornton) a Bemidji, en el Estado de Minnesota. Una vez allí, empieza a ejercer una peligrosa influencia sobre un vendedor de seguros llamado Lester Nygaard (Martin Freeman). La conexión entre ellos surge al instante, tanto es así, que, a partir de la llegada de Malvo y de este encuentro, de repente, estallará una ola de violencia y crímenes de la que nadie en el pueblo podrá zafarse.

Los motivos por los que esta ficción debería ser obligatoria de ver son muchos: mantiene un ritmo pausado, aunque no lento ni aburrido ya que suceden muchas cosas y muy deprisa; tiene un guión completamente pensado y arraigado, lleno de diálogos perfectamente conectados y enlazados, y que atrapa al espectador desde el primer momento; destacan especialmente los personajes, bien construidos y realistas, como el perverso villano Lorne Malvo, interpretado maravillosamente por Billy Bob Thornton con un carisma y una oscuridad dignas de mención, aunque también sobresalen Martin Freeman como Lecter Nygaard. En general, todos personajes son grandiosos y complejos llegando a cautivar al espectador.

En conclusión, Fargo es una serie de gran calidad en la que convergen violencia, humor negro, realismo y mordacidad junto con un paisaje nevado blanco impoluto, manchado por la sangre oscura del sólido guión, trazando las vidas de sus personajes pausadamente, a su vez, atrayendo al espectador hacia su universo perverso a través de la también excelente banda sonora. La ficción ha sido renovada para una segunda temporada, la cual, al igual que en True Detective, será totalmente independiente de la primera, cambiando de período de tiempo (ahora tendrá lugar en 1979), de escenario y de actores (manteniéndose sólo algunos).

THE GOOD WIFE

The Good Wife centra su atención en la vida de Alicia Florrick (Julianna Margulies), abogada, madre y esposa del político Peter Florrick (Chris Noth), que se ve obligada a lidiar con las consecuencias de los actos de su marido, destituido y encarcelado por cargos de corrupción y relación con prostitutas. Este TV show supuso el regreso a la televisión de la actriz protagonista, después de su paso por Urgencias como la enfermera Carol Hathaway.

La producción de la CBS se encuentra entre lo más alto de la elite de las Top Series (las mejores e imprescindibles de ver) y posiblemente una de las mejores series de abogados que exista hoy en día. La ficción dramática, que va ya por su sexta temporada, la cual empezó a emitirse en 2014, ha demostrado (con creces) que después de seis años continúa creciendo y mejorando. Esta última entrega de la producción se centra en las consecuencias que vienen después del final de la quinta, con el porvenir de muchos de los personajes amenazando con resolverse, lo que convierte a The Good Wife en una ficción fundamental dentro del período 2014/2015.

Las razones para ver esta serie de abogados de la cadena CBS son variadas: por la gran interpretación de Julianna Margulies en el papel de Alicia Florrick, considerado por algunos como uno de los mejores personajes femeninos de la historia, corroborado por su Globo de Oro en 2010 como Mejor Actriz en una Serie de Drama; por los guiones tan sólidos y hechos al milímetro; y, por supuesto, gracias a los magníficos actores invitados de lujo que dejan a The Good Wife en un nivel muy alto para el resto de las series, y por los personajes tanto principales como secundarios que quedarán en la memoria de los espectadores para siempre.

HOUSE OF CARDS

House Of Cards es una ficción que trata de una manera cruda y real cómo son verdaderamente los políticos y hasta dónde son capaces de llegar por el poder. Se centra en el personaje de Frank Underwood, interpretado magníficamente por Kevin Spaceyy en el de Robin Wright como un matrimonio dispuesto a lo que sea para lograr el máximo poder en Washington. Este drama político de Beau Willimon ha sido una de las ficciones más seguidas desde que empezara en 2013, creando más fans con su segunda tanda este año que finaliza.

House of Cards trata con crudeza y mucha dosis de realismo cómo es en realidad el mundo de la política estadounidense (demasiado edulcorada tanto en el cine como en la televisión), mostrando la cara más amarga de los políticos. Frank Underwood no es ningún héroe, de hecho, es todo lo contrario: es el antagonista, sucio, rastrero y moralmente cuestionable. Casado con una persona exactamente como él, Frank, es ese antihéroe carente de alma que una parte de ti desea que se salga con la suya, pero la otra se siente fatal por apoyarlo. La ficción, nominada a cuatro candidaturas a los Globos de Oro 2014, se caracteriza por plantear una trama llena de mucha ambición, poder y ningún escrúpulo, que engancha al espectador mostrando el lado más sucio e inmoral de la política; y por la magnífica interpretación de Kevin Spacey y Robin Wright del matrimonio Underwood, personajes repugnantes, moralmente hablando, que representan el retorcimiento de la política, pero a los que no puedes dejar de admirar, en cierto modo.

HANNIBAL

Hannibal, serie basada en la novela literaria de El Dragón Rojo de Thomas Harris, es un drama de terror que narra la relación entre el famoso Dr. Hannibal Lecter (Mads Mikkelsen), psiquiatra forense, y el analista criminal del FBI, Will Graham (Hugh Dancy), que unen sus fuerzas para cazar asesinos en serie. La ficción, que ha estado a punto de ser cancelada varias veces, finalizó su segunda temporada este año 2014 y ya está rodando la tercera.

Con su primera entrega, Hannibal sorprendió a los espectadores con guiones de episodios llenos de complejidad e innovadores. Cuando se creía que Bryan Fuller, su creador, no podía superarse a sí mismo, nos vuelve a sorprender de nuevo. Con la segunda temporada, llegó más oscuridad, más turbiedad, más giros de guión inesperados y tristes, y ese extra de sadismo y frialdad calculadora del Dr. Hannibal Lecter, que le caracteriza especialmente en esta entrega. Por el contrario, ese exceso de sadismo y cálculo le cuesta ser menos previsor, lo que le convierte en un ser más vengativo y, por lo tanto, más peligroso que en la primera temporada, lo que hace que nadie escape de su sanguinario instinto. Además, destacan el nuevo avance en su relación con Graham y esa inquietante música compuesta por Brian Reitzell, que produce escalofríos mientras se escucha. Hannibal no tiene nada parecido en la parrilla de televisión, es una serie distinta a las demás, llena de tensión, horror y oscuridad que a la vez fascina y asusta.

https://www.youtube.com/watch?v=UpJy01l_YvM

ORANGE IS THE NEW BLACK

Orange is the New Black es una serie de Netflix basada en la historia real de Piper Kerman, escritora del libro autobiográfico ‘Orange is the New Black: Crónica de mi año en una prisión federal de mujeres’. Los hechos tratan el ingreso y la vida de Piper Chapman (Taylor Schilling) en prisión, debido a un delito menor que cometió años atrás por estar relacionado con una narcotraficante. Este drama con tintes de comedia lleva ya dos temporadas de emisión, habiendo estrenado en 2014 la segunda, la cual ha continuado profundizando en la vida dentro de una cárcel de mujeres, tema original donde los haya e inusualmente visto en televisión. OITNB ha hecho que la actriz protagonista Taylor Schilling, que se mete en la piel de Piper Chapman, haya sido nominada a su primer Globo de Oro por su interpretación.

Junto con House Of Cards, Netflix está arrasando en la pequeña pantalla, demostrando que emitiendo primeramente por Internet se puede hacer buena ficción y, además, alejándose de la comedia típica estereotipada. Se trata de una comedia para adultos, creada por Jenji Kohan (Weeds), llena de humor negro, mujeres delincuentes y personajes secundarios que generan empatía al instante. Esta segunda temporada ha tomado el nuevo rumbo de darle poder a las historias de las reclusas secundarias, contando sus experiencias, puestas a la altura de las tramas de Piper. Esta manera de tratar la segunda tanda de capítulos ha resultado ser un éxito para la comedia revelación de los últimos dos años de Netflix, la cual sigue haciendo reír con sus diálogos bien hechos y sus personajes generadores de empatía y de historias capaces de mantener al espectador pegado a la pantalla del televisor durante horas.

JUEGO DE TRONOS

Juego de Tronos sigue siendo una de las series favoritas del público y, así, lo ha demostrado con su cuarta temporada. La ficción centrada en la fantasía medieval, que se basa en las novelas Canción de Hielo y Fuego del escritor George R.R Martin, continúa en el podio de las más vistas del 2014. Como muchos sabrán, o ya a este paso casi todos, Game Of Thrones trata los enfrentamientos dinásticos entre distintas familias de nobles (Casa Stark, Lannister, Targaryen) por llegar a conquistar el famoso Trono de Hierro.

Desde que se estrenara en el año 2010, la producción de la cadena HBO se ha convertido en una referencia firme dentro de la cultura seriéfila popular y las series de culto. Así lo demuestra su consideración como una de las mejores ficciones de la televisión con 11 premios Emmy a sus espaldas y un Globo de Oro. La HBO ha llevado Juego de Tronos al máximo nivel, probando que se puede trasladar un libro del papel a la pequeña pantalla por todo lo alto. La cuarta entrega de la serie de Poniente sube la calidad de las dos temporadas anteriores, llevando a cabo un ritmo casi perfecto, dejando tramas abiertas que nos dejan ganas de más y abriendo incógnitas nuevas con respecto a los afortunados que se han leído los libros en los que se basa la ficción.

Juego de Tronos tiene muchos motivos para seguir siendo uno de los dramas más vistos y comentados del año: el magnífico trabajo de los creadores David Benioff y D. B. Weiss, que han sabido plasmar la historia original de George R.R. Martin de manera fiel; es una de las producciones más polémicas y estimulantes de la ficción televisiva internacional, debido a la tendencia de Martin de cargarse por lo menos a dos personajes en cada temporada, creando un estado de tensión y sufrimiento constante en el espectador; sobresalen sus impresionantes localizaciones y los hermosos decorados que ya quisieran tener algunas películas; la complejidad de sus personajes, que esconden muchas historias que contar; y sobre todo, porque contiene de todo: tramas de batallas épicas y sangrientas, conversaciones dramáticas y sólidas, la lucha por el poder sin importar las consecuencias, mezcla de acción, tensión, fantasía y magnetismo, mostrando esa crueldad y complejidad que existe en el juego de intereses, orgullos y venganzas. La serie estrenará su quinta temporada en el año 2015.

TRANSPARENT

Transparent es una serie indie estrenada en septiembre de este mismo año y traída por la plataforma de contenidos, Amazon. Se trata de una tragicomedia sobre un padre de familia, Mort Pfefferman, que decide contarles a sus hijos que es transexual. La ficción, creada por Jill Soloway, está inspirada en la vida de la misma, cuyo padre, mayor de 70 años, le confesó que se sentía mujer.

Transparent llega pisando fuerte en Internet, emisión online en sus orígenes, considerándola tanto atrevida como novedosa, es igual de conmovedora como sofisticada, destacando la compleja interpretación del actor Jeffrey Tambor, que se mete en la piel de Mort/Maura Pfefferman. El intérprete está nominado a un Globo de Oro por encarnar a este hombre, ya en edad de madurez, que decide que va a decirle a su familia que quiere convertirse en mujer, mostrando el lado tierno, natural y sensible de este personaje tan lleno de complejidad.

La serie, primera producción propia de Amazon que logra alcanzar relevancia real, ha conseguido formar parte de esta lista por muchas razones: gracias a un guión sólido, compuesto de diálogos realistas y honestos; a las grandes interpretaciones tanto del protagonista indiscutible, Jeffrey Tambor, como del resto del reparto (Gaby Hoffmann, Amy Landecker, Jay Duplass, etc.); también sobresale la originalidad y la dificultad del tema a tratar: la transexualidad; y sobre todo, destaca la sensibilidad, la sofisticación y la cercanía con la que se narra la historia, forzándonos (en el buen sentido) a sentirnos identificados con esa familia disfuncional, pero a la vez tan cercana a nosotros, tratando especialmente una búsqueda de identidad y de enfrentamiento por parte de los hijos y de la familia con ese cambio tan existencial que les ha propuesto su padre.

MAD MEN

Mad Men es una serie que trata el negocio de la agencias de publicidad en los años 60. La trama se centra especialmente en la vida profesional y personal de Don Draper (Jon Hamm), director creativo de Starling Cooper y socio fundador de Sterling Cooper Draper Pryce. También gira en torno a  las vidas de la gente de su alrededor tanto del trabajo como fuera de la oficina, y las vidas personales de cada uno de los personajes, mostrando cómo eran las costumbres sociales de los estadounidenses de esa época.

Mad Men acaba de finalizar la primera mitad de su séptima temporada, que llegará a su fin en 2015. Dejando atrás premios (bien merecidos), críticas y unas flojas anteriores entregas, la ficción ha comenzado a decir su adiós definitivo. Estos siete primeros capítulos de la última temporada han dejado grandes momentos, preparando el terreno para una despedida concluyente.

HAPPY VALLEY

Aunque todavía no ha sido estrenada en España, esta ficción de la BBC ha sido uno de los mejores descubrimientos de este año que acaba. Happy Valley narra la historia de la sargento de policía, Catherine Cawood (interpretada impecablemente por Sarah Lancashire), que hace frente al hombre que le destrozó la vida para siempre durante una investigación de un caso de secuestro. Con una historia llena de complicaciones familiares y personales, Cawood tiene que lidiar con el cambio sufrido, sabiendo que su vida ya no será la misma en el pequeño y tranquilo pueblo donde vive.

Esta serie de origen británico ha sido aclamada por la crítica y los fans especialmente por la interpretación de la actriz Sarah Lacanshire. La primera temporada se compone de seis episodios llenos de tensión, dolor, escalofríos y venganza, que lleva al espectador a estar pegado a la pantalla, sin poder parar de ver la serie hasta el final. Aunque no se presta la merecida atención a la televisión británica, Happy Valley es un diamante en bruto compuesto de thriller, drama y tensión que deja sin respiración, y Catherine Cawood es un personaje de los que nunca se olvidan.

THE LEFTOVERS

Esta serie para HBO (otra vez), de los creadores Damon Lindelof (Perdidos) y Tom Perrotta, se centra en la población de Mapleton, un suburbio de Nueva York, que tras la repentina desaparición del 2% de la población del Planeta, se ve obligada a volver a construir sus vidas a partir de lo ocurrido. Todo el mundo intenta encontrar respuestas a lo que ha sucedido, por qué ha pasado y dónde están sus seres queridos.

The Leftovers ha sido una de las ficciones televisivas más polémicas de 2014 debido al rechazo que ha producido a una gran parte de los espectadores los primeros episodios. Mientras unos opinaban que era mejor dejarla desde el principio, otros la defendían, siendo fieles desde el primer momento. La serie es bastante diferente a lo que estamos acostumbrados en televisión, pero ¿acaso no es eso lo que distingue esta época dorada de la televisión de otras anteriores?

La ficción, compuesta por diez capítulos, puede resultar incómoda y desagradable al inicio, no llegando a empatizar con ningún personaje, pero a medida que va avanzando la serie el espectador llega a encariñarse con esos personajes llenos de dolor, tristeza y frustraciones. Además, lo menos importante es saber qué ha pasado con ese 2% de población que ha desaparecido, se cobra consciencia de que siendo Damon Lindelof uno de los creadores de la serie la respuesta no se sabrá jamás. Sin embargo, este misterio e intriga es lo que hace a la producción especial, que aumenten las ganas de ver más y sea prácticamente imposible dejar de verla. Es la magia de The Leftovers.

THE AMERICANS

Por último, se encuentra una serie, creada por Joe Weisberg, que trata la vida de una pareja de espías soviéticos de la KGB (Matthew Rhys y Keri Russell), infiltrados como ciudadanos en los Estados Unidos. Para mantener su tapadera, la pareja se hace pasar por una familia americana de lo más normal (con niños y todo) mientras realizan operaciones arriesgadas y peligrosas. Estas experiencias demuestran las rencillas que existían entre Estados Unidos y Rusia durante la época denominada como la Guerra Fría. Así de fuerte empezó la primera temporada de la ficción en el 2013, y ahora en el 2014 ha tenido lugar el estreno de la segunda. Ésta ha llegado cargada de muchas complicaciones para los protagonistas, como el ser descubiertos por el enemigo norteamericano y la entrada en juego de la hija del matrimonio, lo que hace a la historia más personal.

The Americans es una serie de televisión que puede pasar inadvertida para el gran público. Sin embargo, a base de esa manera de jugar con las identidades y las pelucas, poco a poco, el espectador se llega a ver envuelto en las aventuras de los personajes durante el período tan tenso que fue la Guerra Fría.

MENCIONES HONORABLES

Somos conscientes de que no todas las ficciones de ámbito internacional pueden entrar en una lista tan cerrada, pero queremos mencionar de manera especial algunas más para que no se queden fuera series, que también han dado mucho que hablar (y que son favoritas para algunos) en este 2014.

Sons Of Anarchy. Ficción que ha puesto su punto y final este año con su séptima temporada.

Breaking Bad. Producción que pese haber terminado en 2013, sigue considerándose, por muchos, como una de las mejores series de culto.

Sherlock. Ya ha terminado su tercera temporada y está confirmado que haya una cuarta y quinta.

Masters Of Sex. TV show que ya va por su segunda temporada, finalizada en septiembre de 2014, y que sigue cosechando buenas críticas, siendo, además, renovada para una tercera entrega.

The Walking Dead. Los ‘caminantes’ siguen dando guerra con su quinta temporada, que acaba de tener su ‘parón invernal’ (winter finale) con el devastador y chocante capítulo ocho, llamado ‘Coda’.

Penny Dreadful. Esta serie de Showtime, donde convergen los populares personajes de la literatura de terror como Drácula, Dorian Gray o el Dr. Frankestein en la ciudad de Londres en la época victoriana, ya ha emitido su primera tanda de ocho episodios en Estados Unidos.

Homeland. La ficción sobre conflictos terroristas continúa cosechando adeptos y triunfando en la televisión. Acaba de terminar su cuarta temporada y Showtime tiene previsto emitir su quinta entrega en el año 2015.

Gomorra. El éxito de audiencia que ha tenido este show de origen italiano, sobre la violencia creada por la Camorra en el norte de Nápoles, ha sido tal que se está preparando un guión para la creación de una segunda temporada prevista para 2016.

Share

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n