MENU

Realidad y actualidad conviven en ‘De mutuo desacuerdo’

Boulevard del Arte

Planes culturales en Madrid para el Día de la...

29 abril, 2015 Comentarios (0) Visitas: 2388 Escena

La danza toma las calles

Share

Hoy, como cada 29 de abril desde 1982, celebramos el Día Internacional de la Danza, instituido a partir de la propuesta del maestro ruso Piepor Gusev de homenajear al gran innovador del ballet clásico, el coreógrafo francés Jean Georges Noverre, nacido el 29 de abril de 1727. Noverre es reconocido entre los especialistas como el más grande coreógrafo de su época y el creador del ballet moderno. Sus trabajos como bailarín, coreógrafo, maestro y teórico, colocaron el ballet d’action en lo más alto de los escenarios, gracias en parte al apoyo incondicional de María Antonieta, que le dio los medios necesarios para que dejara volar su valentía. Noverre despojó a los bailarines de máscaras y corsés, proponiendo una danza natural y comunicativa en la que el artista se liberaba de una técnica demasiado acrobática; a partir de esa ruptura, nació poco después el ballet romántico.

Como cada año, el aniversario se divide entre la celebración y la reivindicación por parte de un colectivo disperso, pero superviviente a las sucesivas marejadas de recortes y cambios estructurales que le afectan enormemente. Sin embargo, el mundo de la danza logra rehacerse por ser un gremio muy dúctil, capaz de moldear su actividad a casi cualquier tipo de espacio, programa, actividad, sector o grupo social. Los bailarines y coreógrafos, lejos de mermarse ante las dificultades, buscan nuevas vías de crecimiento, entreverándose en la sociedad, encontrando nuevos públicos y volcándose con la pedagogía y la acción social.

Israel GalvánAdemás del manifiesto que cada año difunde su presidente, Alkis Raftis, el Theatre Institute encarga otro a un profesional relevante. Por primera vez, este documento lo firma un español: el coreógrafo y bailaor español, Premio Nacional de Danza en 2005 y artista asociado al Théâtre de la Ville de París y al Mercat de les Flors de Barcelona, Israel Galván. La suya es una declaración ecléctica, sorprendente y abierta, como su baile: excéntrico en la búsqueda de nuevas vías de comunicación y en su intento de alejarse de la endogamia que en ocasiones estrangula al bailarín. “Huyo de esa idea de que hay que etiquetarlo todo, especificando si lo que hacemos es danza-teatro o hip-hop; a mí me encanta la fusión”. Y añade que deseaba mostrar que sigue intentando “encontrar esa grieta que haga nuestro baile inclasificable”. Su manifiesto insiste en la mezcla de “razas y religiones y credos políticos”. Porque, recuerda: “¡Todos pueden bailar juntos! Quizás no agarrados, pero sí unos al lado de los otros”.

Centrándonos en las actividades, el Día de la Danza se celebra en Madrid lejos del circuito más tradicional de la danza escénica, el de los grandes teatros, con programaciones de gran formato y presupuestos más o menos desahogados. Tras el cierre del Teatro Albéniz primero y del Teatro de Madrid después, la capital se ha quedado huérfana de la Gala de Danza que organizaban la Asociación Cultural por la Danza y la Asociación de Profesionales de la Danza en la Comunidad de Madrid; como contrapunto, otros espacios acogen ahora diversos estilos de danza.

La Compañía Nacional de Danza se suma al festejo con un maratón de actividades de 10:00 a 22:00 horas. De 10:15 a 11:45 horas está prevista una clase de preparación que dará paso a coreografías de 12:00 a 16:15 horas, incluidos dos preestrenos: Raymonda Divertimento y Don Quijote. A las 17:30 horas tiene previsto organizar el taller Ven a bailar con nosotros, dirigido a niños de entre 8 y 16 años. Será impartido por José Carlos Martínez, director de la CND. Finalmente, de 19:00 a 22:00 horas serán proyectados cortos de videodanza a través de las redes sociales de la compañía.

actividad_asaltos_de_la_danza_0

También gratuita es la programación anunciada por el Museo Reina Sofía, que participa en la iniciativa “con la voluntad de dar visibilidad e integrar una práctica artística cada vez más presente en la colección”. El museo “busca propiciar el diálogo entre creadores y público” mediante ocho actuaciones que ha llamado Asaltos de danza, una propuesta de la Asociación de Profesionales de la Danza en la Comunidad de Madrid y la Asociación Cultural por la Danza. Serán presentadas coreografías de danza contemporánea, española, flamenco o danza urbana. Desde las 12:00 horas, cada media hora y en un lugar diferente, tendrá lugar un “asalto” con intérpretes, dirección y compañías distintas. La coreografía Diálogos del Alma de Ana Arroyo dará comienzo a la conmemoración en el Reina Sofía, donde también se podrá asistir a la actuación de la Compañía Ibérica de Danza (Remerino), la compañía caraBdanza (PDA (Public Displays Affections)), el Real Conservatorio Profesional de Danza Mariemma (Lento) o la Carmelo Segura Companhia (34/35).

A las actividades de la capital se unen multitud de festejos de referencia. En Cataluña, Sección Irregular, iniciativa del Mercat de les Flors, tiene quizás el perfil más experimental de cuantos allí se ofrecen y acoge seis apartados a lo largo de la temporada; performances, exposiciones de arte sonoro, conferencias o talleres se mezclan con danza. También encontramos, por ejemplo, a la compañía HURyCAN, Candelaria Antelo y Arthur Bernard Bazin, con Je te haime en el Teatro Rosalía de Castro de La Coruña, el 30 de abril; con registros muy diferentes, la danza urbana de la Kulbik Dance Company, con Incógnito, de Laly Ayguadé, en el Kultur Leioa de Vizcaya el miércoles 29. El día 29 también habrá danza en el Teatro Guimerá de Tenerife, donde Paula Quintana presentará Latente. Huyendo de la previsibilidad de lo teatral, la coreógrafa adecúa su pieza, sus expectativas y las de su público, al espacio escénico en el que se representa.

Pero lejos de la creencia popular de que la danza es un arte muy minoritario, las asociaciones de profesionales que proliferan por todo el país se esfuerzan por darle visibilidad con actividades populares en ciudades como San Sebastián, donde más de 1.200 bailarines muestran una barra de ballet a lo largo de la barandilla de la playa de la Concha, o Sevilla, donde entre otras actividades se leerá el manifiesto de Israel Galván en Las Setas. Con este tipo de iniciativas quizás se evite, como nos dice el bailaor, que estemos “demasiado pendientes de nosotros mismos y caigamos en el error de repetirnos, como el hámster hace con la noria”.

 

Share

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n