MENU

El día en que el Museo del Prado casi...

exposicion-francis-kere

El Museo ICO acoge los Elementos primarios de la...

8 diciembre, 2018 Comentarios (0) Visitas: 120 Arte y Moda

El último retrato de John Lennon antes de su muerte

Share
John Lennon y Yoko Ono fotografiados por Annie Leibovitz

John Lennon y Yoko Ono fotografiados por Annie Leibovitz

Tras la íntima sesión que había tenido lugar, la fotógrafa Annie Leivobitz regresó a su casa y se metió en la cama. Al cabo de unas pocas horas recibió una llamada en la que le comunicaban que el beatle estaba ingresado en el hospital Roosevelt gravemente herido. Esa misma noche John Lennon falleció.

El ocho de diciembre de 1980, Leibovitz se reunió con John Lennon y Yoko Ono en su apartamento en el edificio Dakota de Nueva York para tomar unas fotografías con motivo de la publicación de su último disco, Double Fantasy. Los editores de Rolling Stone querían que solo apareciese Lennon en la instantánea, pero él fue muy claro en que su esposa también debía estar.

Leibovitz quería recrear la imagen de la portada de su álbum, una fotografía de un beso entre ambos, para que se pudiera apreciar la intimidad entre los dos. Por esto, les pidió que se acurrucasen desnudos en el suelo de la habitación. Lennon no tuvo problema, pero Yoko Ono no se mostró tan dispuesta a quitarse los pantalones, por lo que la fotógrafa decidió que permaneciese con la ropa puesta.

A pesar de que Leibovitz no había imaginado la escena así, le pareció que el resultado era perfecto. Primero, tomó una foto con su Polaroid para probar y, al mostrársela a John Lennon, él dijo “has capturado nuestra relación a la perfección”, algo que ha expresado la fotógrafa en su documental Annie Leibovitz: una vida a través del lente

En unas declaraciones posteriores, Yoko Ono admitió que la pareja se encontraba en uno de sus mejores momentos y Lennon no tenía problema en aparecer sin ropa, “no me da miedo hacer esto, no temo mostrar mi vulnerabilidad”. No le importó que se le fotografiase desnudo abrazando y besando a su mujer.

Lo que no sabíamos era el trágico destino que nos esperaba solo cuatro o cinco horas después” afirma Yoko Ono. Todo ocurrió sobre las once, cuando la pareja regresaba a su apartamento y Mark David Chapman disparó contra Lennon por la espalda hasta cinco veces a la entrada del mítico edificio. Esa misma tarde, Lennon había autografiado una copia de Double Fantasy a Chapman.

Esta fotografía pasó entonces a tener un significado mucho más profundo y trascendental. Es el último retrato que se tiene de John Lennon y, además, el último besando a su mujer. Tras una deliberación, el 22 de enero de 1981 la Rolling Stone publicó la imagen en portada sin ningún titular, únicamente con el logo de la revista.

A partir de este momento Annie Leibovitz ha seguido logrando éxitos como fotógrafa, aunque en aquella época ya era una artista reconocida. Fue la primera mujer en exponer su obra en la Galería Nacional de Retratos de Washington D. C.; la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos le dio el título de ‘leyenda viviente’ e incluso ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Vogue, Vanity Fair o Rolling Stone son algunas de las revistas para las que ha trabajado. Además, a lo largo de toda su carrera ha retratado a muchas celebridades: Meryl Streep, Julia Roberts, Demi Moore, Luciano Pavarotti… Sin embargo, seguramente, su imagen más icónica sea en la que inmortalizó, sin saberlo, el último beso de John Lennon y Yoko Ono.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n