MENU
Flama

Conexión Chicago-Mallorca: Velma Powell y Saxophobia Funk Project en...

Neil Young muestra que aún tiene fuerzas para seguir dedicándose a la música.

Neil Young cumple 38 álbumes

8 noviembre, 2016 Comentarios (0) Visitas: 1254 Música

El funky jazz de Pee Wee Ellis en Madrid

Share

Este año, el Festival Internacional de Jazz de Madrid 2016 cuenta con una impresionante cartelera de grandes artistas. Del 25 de octubre al 30 de noviembre, distintos escenarios de la ciudad acogerán a nombres de talla mundial como la pianista Hiromi Uehara, el bajista Stanley Clarke y el guitarrista John Scofield.

El jazz ha contado a lo largo de su historia con músicos que han tenido una influencia indiscutible, y uno de ellos es el compositor, arreglista y saxofonista norteamericano Pee Wee Ellis, quien actuó el pasado 9 de noviembre en la Sala Clamores.

Pee Wee Ellis

Pee Wee Ellis, leyenda del jazz

Nacido en Florida en 1941, descubrió la música cuando era muy pequeño y desde sus primeras clases de piano, ha logrado una extensa y respetada trayectoria musical. Su talento lo llevó a ser director musical de los extraordinarios James Brown y Van Morrison. Además, en los años ochenta formó la banda JB Horn con estrellas del jazz como Fred Wesley, Bobby Byrd y Maceo Parker.

The Cologne Concerts

The Cologne Concerts, su último disco

Su talento y apetito musical, lo mantienen realizando giras por el mundo y grabando discos, ya sea colaborando en distintos proyectos colectivos como Still Black, Still Proud – An African Tribute to James Brown, en el que rinde tributo al padrino del soul, o en solitario, dotados de un gran sonido funky jazz, en los cuales Pee Wee imprime su groove y genialidad.

El público madrileño pudo disfrutar de una leyenda del jazz en vivo donde presentó su último álbum The Cologne Concerts, además de deleitar con temas clásicos como New moon de su álbum A New Shift (1996). Pee Wee disparó unas notas con el saxofón, seguido por un Uh! Make it funky! y el cuarteto, formado por un bajo de 5 cuerdas, una batería y un teclado, comenzó al unísono.

 

El dorado del saxo contrastaba con la oscuridad de su camiseta. Las notas altas se contraponían a la voz gruesa y áspera del veterano músico, quien se mantuvo sentado toda la noche, mostrándose apacible frente a un público inquieto, mientras el bajista reventaba sonidos con una gracia demoledora.

Pee Wee Ellis y su banda

Pee Wee Ellis y su banda (Foto: Dirty Rock Magazine)

Isn’t she lovely, fue un momento emocionante. El tecladista se puso de pie, se detuvo junto a Pee Wee y se colgó una guitarra con la cual ofreció un excelente solo. La gente enmudeció y luego se escucharon aplausos y gritos. Pero el mejor despliegue de funk sucedió con Pass the peas, cover del tema de James Brown, donde el líder indicó al teclado y la batería, que enloquecieran a los asistentes.

«You wanna hear a drum solo? Hey drummer, you got it!”

Él no gastaba su energía en movimientos innecesarios, porque la fuerza que llevaba dentro, intacta, la expulsaba en soplidos secos traducidos en melodías metálicas. Sin embargo, demostró que su voz sigue viva cuando cantó la conocida What a wonderful world, dejándole la estrofa al saxofón. Por unos segundos parecía encarnar al verdadero Louis Armstrong.

Al final de la noche, el jazzista de 75 años no pudo contener la sonrisa y se despidió pidiendo al público que lo acompañen con el coro, demostrando que el término “leyenda” no se define por la cantidad de personas que te siguen, sino por el fervor con el que te sienten y reconocen.

 

Share

Tags: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n