MENU

Libros sorprendentes: Colección MIMB 1 en la BNE

Memorias de Idhún cumple 10 años y SM lo...

4 mayo, 2013 Comentarios (0) Visitas: 989 Letras

Declarando la guerra a la ciudad

Share

El despertar de la Señorita Prim, es la primera novela de Natalia Sanmartín, un relato sobre un pequeño pueblo que declara la guerra a la vida en la moderna ciudad.

En este mundo de globalización, de extravagantes ejemplares de coches, del último modelo de móvil (que queda desfasado al día siguiente), llega El despertar de la señorita Prim (Planeta, 18,90 €) de Natalia Sanmartín Fenollera para hablarnos de que la verdadera felicidad está en los pequeños detalles.

Y no lo hace, esta autora, de una forma densa ni filosofera, la periodista gallega nos trae una historia tierna y sencilla, que no simple, en la que Prudencia Prim llega a San Ireneo de Arnois (como si dice Villaluz de los Olivares), un pequeño lugar cuyos habitantes profesan un gran odio a todo aquello que tenga la etiqueta de urbano. La señorita en cuestión es contratada como bibliotecaria del Hombre del Sillón (bautizado así por ella misma), un ser inteligente, cultivado pero sin ninguna delicadeza. Pese a la incomoda situación que encuentra Prim al llegar, irá enamorándose de ese pueblecito y de sus tradicionales habitantes.

Pero esta pequeña comarca no es convencional de la manera que lo son los municipios de la estepa castellana, por ejemplo, sino que sus particularidades vienen de excentricidades y rarezas en la vida familiar y profesional: niños que saben latín (literalmente) y maestras que no sirven más que de adorno en la escuela.

Son precisamente estas extravagancias las que harán reflexionar al lector sobre la vida urbana, el modelo educativo, la falta de tiempo, la religión, la cultura y el amor a uno mismo, a la sencillez que nos rodea… Sin ser un libro de teorías metafísicas, ni querer ser biblia de nadie, engancha por la especial descripción de todo pequeño detalle, que al final es donde reside la felicidad ¿no? 

 

Share

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n