MENU

Cuarenta años disfrutando de la música de Hans Zimmer

The Get Down, ¿cómo surgió el rap?

21 mayo, 2017 Comentarios (0) Visitas: 476 Cine y Televisión

‘Déjame salir’: El terror como crítica social

Share

'Déjame salir' de Jason Peele

Déjame salir, filme que lleva 214 millones recaudados, bascula entre thriller, humor negro -nunca mejor dicho- y terror psicológico a partes iguales, sin abusar ni chirriar. Lo que empieza como una comedia de tono amable, que nos recuerda inevitablemente a Adivina quién viene esta noche (1967), en la que un chico de raza negra visita a los padres de su novia, de raza blanca, se va torciendo en una historia cada vez más perturbadora -sello de la compañía Blumhouse, que también ha producido La visita (2015), en la cual un viaje inocente de unos nietos a casa de sus abuelos se vuelve una pesadilla-.

La crítica a una realidad política y social logra poner el filme al nivel de The Purge: La noche de las bestias (2013) o un capítulo de Black Mirror -curiosamente, su protagonista, Daniel Kaluuya, participara en la primera temporada de la serie en el capítulo Quince millones de méritos-. Y es que, la premisa no es otra que la discriminación racial latente en Estados Unidos. “Mi padre hubiera votado a Obama por tercera vez” podría ser el nuevo “yo no soy homófobo. Tengo muchos amigos gays”, un tópico de aquellos ‘progresistas’ que se consideran un modelo a seguir en la lucha de la igualdad social. La película tampoco pasa por alto los asesinatos policiales de los últimos años a personas de raza negra en Estados Unidos, lo que evidencia una discriminación racial de fondo que afecta también a las fuerzas del orden.

La angustia, los gags y la distopía consiguen levantar la misma controversia, rabia e indignación que películas de género dramático sobre el racismo o la esclavitud afroamericana, posiblemente, por la proximidad en el tiempo, también por poner sobre la mesa un tema de actualidad.

Los primeros planos de Déjame salir son tremendamente inquietantes por lo que suscitan, al concentrar el terror y la angustia global en un único rostro. Cabe destacar las secuencias de los momentos de hipnosis.

En definitiva, el director Jordan Peele, conocido por formar parte del dúo cómico Key & Peele, ha conseguido, con su ópera prima, innovar en lo que va de año en el género de thriller de terror con un argumento inicial de lo más tópico.

Share

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n