MENU
El crítico, de Juan Mayorga.

‘El crítico’, de Juan Mayorga: El verdugo como maestro

Diana Damrau (La Reina de la Noche)

Diana Damrau: La Reina de la Noche con su...

25 abril, 2020 Comentarios (0) Visitas: 355 Escena

Cómo dos cupletistas se enfrentan al confinamiento

Share
Las Livianas Provincianas Pre-Cuarentena
Las Livianas Provincianas Pre-Cuarentena

24 horas al día encerrados en casa, salvo por los viajes atesorados al supermercado y todas las excusas que inventamos para sacar la basura. 24 horas es mucho tiempo sin poder salir, sin distracciones, sin quedadas con amigos, sin todas esas cosas que antes ocupaban nuestro tiempo. A estas alturas, la queja de estar “encerrada en casa” ya ha pasado de moda. Uno se adapta, y muchas personas han podido seguir trabajando desde sus hogares. Sin embargo, para cierta gente, entre ellos las personas que se dedican a las artes escénicas, trabajar desde casa presenta algunas dificultades.

Las artes escénicas son intrínsecamente sociales. Un dramaturgo necesita un director, un director necesita actores y los actores necesitan público. Además, en contraste con otras formas de arte, como la música y las artes plásticas, que en muchos casos se pueden realizar estando solo en casa sin ningún problema, las artes escénicas requieren contacto humano y relaciones entre las personas para existir.

Pero, si no se puede montar una obra en estos momentos, al menos se podría crear, ¿no? Desafortunadamente, la creación también presenta ciertas dificultades. Aunque sea posible crear una obra desde casa, muchas veces una obra teatral surge en equipo, de una investigación o experimento, lo cual también exige el contacto con otras personas.

Las Livianas Provincianas confinadas

Sin embargo, hay algunos artistas que están aprovechando la cuarentena para crear y entretener. La compañía teatral madrileña Livianas Provincianas, formada por Paloma García-Consuegra e Irene Domínguez, no ha desaparecido con el confinamiento.

Reme confinada en Paris
Reme confinada en Paris

Las actrices han inventado una historia que da continuación a las experiencias de las dos protagonistas de su compañía, Reme (Paloma García-Consuegra) y Berta (Irene Domínguez), en estos días de confinamiento. Narrada a través de las publicaciones Instagram, cuentan que a Reme le ha pillado la cuarentena en París, mientras que la pobre Berta está confinada en una pensión penosa en el barrio de Lavapiés.

Berta confinada en Lavapiés
Berta confinada en Lavapiés

La compañía sube fotos explicando las situaciones personales de los personajes e incluso han compartido una vídeollamada muy divertida entre las dos. El esfuerzo que han hecho las dos actrices para aprovechar esta situación subóptima, creando contenido graciosísimo y entreteniendo a sus seguidores, nos da la esperanza de que las artes escénicas puedan sobrevivir a la cuarentena. Paloma también comenta que, aparte de animar a sus seguidores, este ejercicio de crear y publicar las experiencias de Reme y Berta «ayuda a hacer crecer al personaje y a conocerlo mejor».

El impacto de la cuarentena en estas dos cupletistas

Reme y Berta nos siguen animando con sus historias y locuras, pero Paloma e Irene han notado ciertas dificultades que les ha presentado el confinamiento. Las compañeras son cupletistas, así que la mayoría de su obra es cantada. Aunque hayan podido crear historias y pensar en tramas de obras nuevas desde sus respectivas casas, ensayar sus canciones les ha resultado más complicado. Comenta Irene que «cantar a dúo virtualmente es imposible».

Encima de todo, se han aplazado una gran cantidad de funciones que las actrices tenían planificadas para los próximos meses. Cuando estaban en sus casas el 21 de marzo, deberían haber estado haciendo un bolo en Jerez de la Frontera, y varias actuaciones que tenían programadas para mayo, junio y julio se han aplazado hasta no saben cuándo. Además, siguen esperando el pago de bolos que hicieron hace meses. A pesar de que la compañía ya ha desembolsado los gastos, como los ayuntamientos no se están reuniendo, no hay manera de que puedan recibir su dinero.

Las Livianas Provincianas en tiempos de cuarentena.

Aun así, Paloma e Irene han mantenido el ánimo, pese al futuro inseguro que tiene su vocación. Cuando por fin abran los teatros y se empiecen a montar las giras, os recomendamos que vayáis a ver a Paloma e Irene a alguna de sus funciones. Entretanto, seguiremos las crónicas de Reme y Berta, las Livianas Provincianas, mientras, como todos, intentan sobrellevar (y sobrevivir) el confinamiento.  

Share

Tags: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n