MENU

Tiempo sin reflexiones en un cabaret de hombres perdidos

‘Venere’ de Daniel Abreu o las distintas formas de...

30 noviembre, 2015 Comentarios (0) Visitas: 2997 Arte, Escena, Listas

Cinco razones por las que ver ‘Rigoletto’

Share
Una escena de 'Rigoletto' - JOHAN PERSSON

Una escena de ‘Rigoletto’ – JOHAN PERSSON

 

No todo el mundo está acostumbrado a las óperas. Hay quienes no han visto una nunca y quienes, después de un primer encuentro, deciden no volver jamás. Pero dice Ramón Gener, excelente divulgador musical, que todos tenemos una ópera esperándonos ¿será Rigoletto?

Este clásico verdiano llega al Teatro Real de Madrid el 30 de noviembre y se mantendrá hasta 29 de diciembre a cargo de la Royal Opera House de Covent Garden, dirigida por Nicola Luisotti por el lado musical y por David McVicar en el apartado escénico. En Cultura Joven proponemos 5 razones por las que deberías ir a verla:

1. Un regalo o un plan diferente para Navidad

Más allá de los coros con villancicos o el cine, acudir a la ópera es una manera de salir de la rutina y probar algo nuevo.  Es la ocasión perfecta para visitar el coliseo madrileño, uno de los monumentos más emblemáticos de Madrid, famoso por su historia, su impresionante decoración y su excelente acústica; un espacio que no dejará indiferente a nadie, e impresionará, aún más, a quienes lo visitan por primera vez.

2. Una historia atemporal

Rigoletto es un bufón que mantiene reclusa a su hija Gilda deliberadamente para protegerla de una sociedad corrupta y degradante, mostrando el lado más sórdido de la vida. Basándose en una obra de Victor Hugo (El rey se divierte), Verdi critica los vicios de los italianos y, asediado por la censura política, se centra en los problemas morales del recién nacido Estado italiano.

Según Luisotti, en esta obra Verdi “pasa de llamar a la revolución a llamar a la reflexión”. Pero no sólo incide en las debilidades de sus compatriotas sino también en las virtudes, que están representadas en Gilda: “Donde hay fango, puede crecer una flor; pero la sociedad debe mejorar para que pueda sobrevivir”.

Hoy nos enfrentamos a los mismos problemas de corrupción, atentados y discriminación. ¿Morirán las flores de nuestro jardín?

3. Un contexto histórico interesante

En 1851, en plena Reunificación italiana, la parte norte de la península estaba controlada por Austria. Hay que entender este proceso en el contexto cultural del Romanticismo y la exaltación de los valores nacionalistas que pretendían la identificación de nación y estado italianos. En este escenario, Verdi nos muestra una obra donde se representa lo peor de la sociedad: el rapto, la seducción, el asesinato y la promiscuidad. A pesar de la censura, Verdi se negaba a cambiar los aspectos esenciales de la obra, y ello provocó un escándalo que apartó la obra de los escenarios durante siete años.

4. El escenario, el vestuario y la música

La puesta en escena en un escenario giratorio que favorece los claroscuros evoca a las pinturas de Caravaggio, como explicó Justin Way, delegado de McVicar en Madrid, durante la presentación del espectáculo.  Unos decorados minimalistas, en cierto sentido, que se combinan con los trajes de estilo renacentista para dar cabida en el mismo espacio tanto a la corte como al pueblo.

El reparto, además, es inmejorable: Leo Nucci, probablemente uno de los mejores barítonos de la actualidad, interpreta el papel principal, acompañado por Olga Peretyatko y Lisette Oropesa como Gilda; Juan Jesús Rodríguez y Luca Salsi dando relevo a Nucci; y Stephen Costell, Francesco Demuro, Piero Pretti y Ho-Yoon Chung como el duque de Mantua.

Se podría pensar que el motivo musical asociado a la historia es representativo de una partitura sombría. Sin embargo, sigue siendo una ópera de contrastes, cuya manifestación más extraordinaria es el cuarteto del Acto III, donde Gilda y Rigletto contemplan, escondidos, cómo el Duque seduce a Maddalena. En este momento, cada uno de los personajes está ligado a una emoción distinta y una música específica, y todas coexisten en una misma sección lírica.

5. Una de las arias más famosas de la lírica universal

Como consecuencia de los conflictos iniciales con la censura, Verdi escribió la partitura en tres semanas, ultimando en apenas cinco días la instrumentación. En este frenético ritmo de trabajo, que resulta impensable en una época donde todo se hacía a mano, el autor se supera y crea una música que supone un punto de inflexión en su obra. Nace, así, una de las arias más famosas de todos los tiempos La donna é mobile.

 

Share

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n