MENU

Lady Gaga, del escenario a la gran la pantalla

El regreso de los Jonas brothers

Vuelven los Jonas Brothers con un nuevo vídeo musical

26 febrero, 2019 Comentarios (0) Visitas: 123 Música

Carlos Sadness y su viaje de ida y vuelta a la Isla Morenita

Share

 

El ambiente en el WiZink Center era el que existe en un aeropuerto momentos antes de emprender un viaje de fin de curso. La gente se organizaba ordenadamente en filas y podían observarse multitud de camisas hawaianas y ropa con animal print, ese estilo festivo y veraniego que caracteriza a Carlos Sadness.

Carlos quiso crear un verano en mitad de Febrero y lo consiguió. Nada más comenzar el concierto las más de 7.000 personas que conforman el aforo del WiZink Center (que colgó el cartel de completo) se unieron para exigir al verano que llegara ya a la capital.

El viaje comenzó con Perseide, una de sus canciones más famosas y reconocibles que hizo que el público entrara en calor al instante. Siguió con Hale Boop, Volcanes dormidos ,Sebastian Bach y con unas proyecciones que simulaban un viaje en avión hacia la Isla Morenita, lugar ficticio creado por Carlos como lugar de encuentro de todos sus fans. Las proyecciones estaban narradas por Miranda, la misma a la que hace referencia en su canción Te quiero un poco y que haría de azafata del viaje.

Letra de Te quiero un poco:

Creo que te quiero un poco 

Pero solo un poco, nada más 

Quiero conocer tu cosmos 

Tu filosofía básica

Creo que te quiero un poco 

Pero solo un poco, nada más 

Aunque les extrañe a todos 

Yo te quiero a ti, Miranda

Siguió con Mis Honolulu y Longitud de onda, mientras el avión llegaba a la Isla Morenita y donde le esperaban sus invitados sorpresa, aunque en este caso no fueron las influencers que aparecen en su video Te quiero un poco sino cantantes, eso sí, igual de atractivos para el público.

Estos invitados fueron: Alfred, de OT2017, cantando No cuentes conmigo, un dueto incluido en el disco 1016 del mismo; Natalia, de OT2018, cantando Amor papaya y, finalmente, David Otero cantando una versión de Groenlandia.

El show lo cerraron sus canciones más famosas qué electricidad y hoy es el día, siguiendo con monte perdido bajo una lluvia de confeti y otra interpretación de Isla Morenita.

El viaje a la Isla Morenita fue ligero, soleado y divertido. En un ambiente vacacional cargado de las buenas energías que caracteriza a la música de Carlos Sadness.

Uno de los momentos mas emotivos lo provocó la explicación de la canción Pompeia, que habla de la pareja que encontraron abrazada después de que la erupción del Vesubio arrasara a la ciudad de Pompeia en el año 79 a.C. Aunque se ha descubierto que se trataban de un abrazo entre dos hombres, Carlos deja en el aire si eran dos hombres, dos mujeres o un hombre y una mujer generalizando su canción de amor, que cuenta cómo esas personas que tanto se amaban vuelven a encontrarse, en otra vida en la Barcelona actual. Una canción emotiva que hizo que el corazón de más de 7.000 personas se encogiera al mismo tiempo.

La Isla Morenita fue un lugar de unión, un espacio en el que dejar los problemas fuera, el trabajo, los estudios, las preocupaciones y el invierno. Y solo por unas horas sobrevolarlo todo, mirarlo desde arriba  y “morirnos de la risa perdidos en la Isla Morenita…”.

 

https://www.instagram.com/p/BuR3RicFpkS/

Share

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n