MENU

‘Luciérnagas’ desvela los claroscuros de la vida

Las Letras, de luto por el fallecimiento de Harper...

20 febrero, 2016 Comentarios (0) Visitas: 1400 Cine y Televisión, Sin categoría

»¡Ave, Cesar!» o el Hollywood de los años 50

Share

Fotograma de ¡Ave, Cesar!

Bajo el nombre de ¡Ave, Cesar!, los hermanos Coen nos presentan su nueva película, ambientada en el Hollywood de los años cincuenta: en ella, uno de los grandes estudios pretende grabar una superproducción sobre la vida de Jesús, rodada desde el punto de vista de un soldado romano, pero este, en mitad del rodaje, es secuestrado por una asociación un tanto peculiar.

El largometraje está repleto de caras conocidas que van y vienen a lo largo de la historia, aportando momentos de humor y empaque a la trama, pero todo el peso de la acción recae sobre todo, en tres personajes.

Por un lado, tenemos al protagonista del film, Josh Brolin (No es país para viejos, Oldboy), el cual interpreta a un alto cargo de la productora cinematográfica que vive su día a día envuelto en la búsqueda de soluciones para los distintos problemas que sufren las estrellas del panorama hollywodiense. Es, sin ningún lugar a dudas, una interpretación magnífica, lo mejor de la película.

Los otros dos actores que destacan son George Clooney (Los descendientes, Gravity, Quemar después de leer), el cual se enfunda el traje de soldado romano para ser posteriormente raptado del set de rodaje, siendo ésta la trama central del film. También mencionar a Ralph Fiennes (El gran hotel Budapest, Harry Potter, El paciente inglés), que aunque carece de protagonismo alguno, borda el personaje de un director de cine algo perfeccionista.

En cuanto al resto del reparto, por las escenas de la película se pasean distintos actores de renombre a modo de cameo, que personifican los variados problemas de las estrellas de Hollywood, y que el personaje de Josh Brolin ha de ir solventando. Algunos de estos papeles recaen en actores de la talla de Scarlett Johansson (Lucy, Los Vengadores), se pone en la piel de una actriz de gran éxito, embarazada, maniática y altamente preocupada por su imagen publicitaria.

Channing Tatum (Los odiosos ocho, Asalto al poder) interpreta a un actor de baile y canto que se embute en un traje de marinero y que aporta a la película un toque singular. Tilda Swinton (Constantine, Las Crónicas de Narnia, Tenemos que hablar de Kevin) hace los papeles de dos periodistas gemelas que intentan pisarse la exclusiva constantemente. Por su parte, Alden Ehrenreich (Tetro, Blue Jasmine) es un actor de western con grandes dotes para el rodeo y poca elegancia a la hora de actuar y Jonah Hill (Supersalidos, El lobo de Wall Street) aparece ocasionalmente como un abogado que ayuda a los estudios de Hollywood con los posibles problemas que puedan surgir. Lo dicho,grandes actores que no necesitan más de unos minutos para lucirse.

En cuanto a la película, podemos decir que cumple con su función, es entretenida y divertida, eso si, con las típicas pinceladas que hacen tan reconocibles las películas de los Coen, como »A propósito de Llewyn Davis» o »Muerte entre las flores». Un cine oscuro en ocasiones, con tintes delictivos y golpes de humor que rompen con la dirección de la monotonía en la que, a veces, el espectador se puede ver inmerso en este tipo de películas. Además, aderezan la mezcla con distintos números musicales muy divertidos, com el protagonizado por Channing Tatum. Hay que destacar también la elección de la banda sonora, de Carter Burwell, sublime.

Otro aspecto muy interesante de esta producción es el hecho de poder ver cine dentro del cine o, mejor dicho, los entresijos de los estudios más famosos del mundo y los problemas que estos tienen a la hora de hacer una película e, incluso, se vislumbra el caciquismo de los grandes dirigentes de los años cincuenta de Hollywood.

A pesar de todo, ¡Ave, Cesar! no está a la altura de otras películas de los Coen como El gran Lebowsky (1998), Oh Brother! (2000) o Fargo (1996), debido a su falta de ritmo en algunas ocasiones y por el amasijo de personajes que se presentan en el largometraje y que acaban pasando desapercibidos. A pesar de esto, su calidad es innegable y esta cuidada al milímetro, lo que hace de esta película un buen motivo para ir al cine en los próximos días.

Share

Tags: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n