MENU
La Bohème

La Bohème, el amor y le piccole cose

Amaia presenta su documental

Celebramos ‘Una vuelta al sol’, con Amaia Romero

4 mayo, 2020 Comentarios (0) Visitas: 234 Música

Andrés Suárez: «Un periodista musical puede hacerte una caricia o te puede destrozar»

Share

El pasado 28 de marzo, recibimos la visita (entiéndase qué clase  de visita, dadas las extrañas circunstancias) de Andrés Suárez, el cantautor gallego que se ha colado en todas las radios en las listas de los más escuchados. 

Una charla de unos 50 minutos, distendida, en la que intercaló un par de canciones de su último disco: Nina y No diré. Suárez, a pesar de tratar temas serios e importantes, como el parón que ha tenido que hacer justo antes de empezar su gira, el dinero que ha perdido con esto, o cómo está llevando su confinamiento, se expresaba con la habitual cercanía que lo caracteriza, y sus palabras eran optimistas y tranquilizadoras. 

A continuación, Nina:

Aun así, Andrés nos confió que, a lo largo de los dos meses que llevamos aislados en casa, le han asaltado pensamientos “raros”, y mucho menos positivos, como la posibilidad de que el silencio se hiciera eterno. “Yo no concibo nada más que música. ¿Cuándo vamos a volver a cantar? ¿Cuándo vuelvo a un recital de poesía de Elvira Sastre? Imagínate esto sin música, imagínate esto sin una canción…o sin una peli o un libro”. 

En cuanto a sus trabajos actuales, Suárez confesó que, para él y su equipo, este parón ha tenido graves repercusiones económicas: “Este sábado pasado, 25 de abril, comenzaba la gira. Esta gira supone llevar a 17 personas en carretera, tres furgonetas repletas de backlight, de material, alquileres de sonido, luces, empresas de catering, hoteles…todavía no calculé el daño o la herida económica, porque es incalculable”, nos reconoció, con la preocupación tiñendo su cara. Además, explicó que ya tenían cerradas dos semanas enteras de firmas, por toda España, lo cual supone también un gran gasto. 

“Yo tengo a seis familias detrás de mí, de una gira mía, a los que he tenido que llamar este sábado para explicarles que, de momento, no sabemos cuándo vamos a salir a la carretera, y ellos no tienen otra fuente de ingresos”, continuaba explicando el cantautor gallego, y añadía con humor que hay que tener “actitud positiva” y ser “poco cantautor, ahora”. 

Suárez reflexionó también sobre la importancia de la cultura, no solo en estos momentos de incertidumbre, sino en nuestro día a día. “Nosotros no queremos que nos aplaudan, queremos que los teatros de la Gran Vía dejen de convertirse en tiendas de ropa, y que dejen de multar a garitos por hacer conciertos”, y se lamentaba por no saber cuándo se podría volver a disfrutar de la música en directo: “No sabemos cuándo va a volver a haber un Wizink lleno de gente”. Sin embargo, confesó que tiene esperanza en obtener, por parte del público “un apoyo y un refuerzo alucinante” cuando todo esto pase. 

Suárez explicó también que, entre las cosas que ha hecho durante el confinamiento, está la de anotar en un folio en blanco todo lo que quiere hacer al volver a la normalidad: “Os juro que no había nada material: abrazar a un amigo, besar la naturaleza, ver a mis padres, un paseo con un amigo…”

Sobrellevar esta situación no está siendo fácil para nadie, y Andrés nos confesó que llegó un punto en el que la sobreinformación le estaba afectando para mal, por lo que tuvo que tomar medidas al respecto. “Veo un telediario al día, leo determinadas noticias de la prensa”, y añadió que igual le dedica una hora al día, al levantarse, a informarse: “Me estoy imponiendo leer o ver una serie, y me salva”. 

Algo que llamó la atención a todos los presentes fue el momento en el que Suárez reivindicó el lugar del crítico musical en este mundo. “Yo creo que el periodista musical está mucho más cerca del músico, y que los músicos deberían tenerlos mucho más en consideración. Quiero decir: un periodista musical, que acude a un concierto tuyo, puede hacerte una caricia o te puede destrozar”, y añadió que, independientemente del medio en el que trabaje dicho periodista, “sois un expositor, una amplificación”. Además, explicó que, aunque hay muchos músicos a los que no les afecta las opiniones y las críticas de los periodistas, él si le da mucha importancia. “Si vienes a mi concierto y te ha parecido una auténtica basura, me interesa saberlo, porque lo vas a publicar. Lo estás poniendo en un periódico y lo puede ver mi madre”. 

Siguiendo con ese tema del periodismo musical, Suárez quiso agradecer a los críticos el tiempo invertido. “Que tú te pilles un bus o un taxi, te vengas a un bolo mío, estés las dos horas, luego te vayas a tu casa y estés otras dos horas escribiendo una crónica, para mí es muy importante”

Como buen cantante, al que le apasiona a lo que se dedica, Andrés se ofreció a cantar “una y seis canciones”, pero finalmente nos quedamos con las ganas, y sólo pudimos disfrutar de No diré, el segundo single de ese octavo disco, Andrés Suárez, cuya gira tendrá que esperar un poco más. 

Share

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n